Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos de la Coordinadora Democrática de Nicaragua sólo podrán participar en las elecciones por separado

El coordinador de la Junta Democrática, Daniel Ortega, afirmó el sábado que los partidos de oposición integrados en la Coordinadora Democrática Nicaragüense Ramiro Scasa (CDN) pueden gestionar todavía la inscripción de sus candidatos ante la junta electoral que organiza las elecciones presidenciales y legislativas anunciadas para el próximo 4 de noviembre, a pesar de que ha vencido el plazo inicialmente fijado para cumplir dicho trámite.

Ortega precisó, al mismo tiempo, que a estas alturas ya no hay cabida para la inscripción de candidatos de alianzas, lo que implica que Arturo Cruz, el polémico cabeza de lista de la coordinadora -que piensa regresar en los próximos días de EE UU a Managua-, queda excluido de las elecciones.A tenor de lo dicho por el coordinador de la junta, los tres partidos -socialcristiano, socialdemócrata y liberal constitucionalista- que integran la CDN deberán intentar concurrir a las urnas, individualmente. Añadió el dirigente sandinista que "el Consejo Supremo Electoral (CSE) resolverá si acepta o no las solicitudes de inscripción de candidatos que presenten los partidos".

El máximo dirigente nicaragüense hizo estas declaraciones en el transcurso de una breve rueda de prensa que dio en Santo Tomás, provincia de Chontales, donde hacía campaña electoral como candidato a la presidencia por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Además del Frente, participan en esta campaña, iniciada el pasado 1 de agosto, el Partido Socialista Nicaragüense, el Partido Popular Socialcristiano, el Partido Comunista de Nicaragua, el Partido Liberal Independiente, el Partido Conservador Demócrata y el Movimiento de Acción Popular. La CDN se encuentra marginada del proceso electoral, al haberse negado a cumplir el trámite de inscripción de candidatos exigido por el Gobierno.

Dicha inscripción debía haberse efectuado dentro de un plazo que venció el pasado 5 de agosto. Tras el regreso, en julio, de su líder, el economista Arturo Cruz, antiguo miembro de la junta y ex embajador de Managua en Washington, que actualmente reside en EE UU, los partidos de la coordinadora emplazaron a los sandinistas para que abrieran un diálogo nacional amplio como condición de su participación en las elecciones.

El diálogo debía estructurarse sobre una plataforma de nueve puntos, elaborada por la CDN, entre los que figuraba la exigencia de que se admitiera en ese proceso a los grupos que desarrollan una lucha armada contra la revolución nicaragüense. La junta no aceptó estas condiciones y, en consecuencia, la coordinadora dejó pasar la fecha del 5 de agosto sin inscribir a sus candidatos.

Posteriormente, la CDN renunció a su exigencia de que los grupos de la contrarrevolución sean incluidos en el diálogo. Daniel Ortega dijo en Santo Tomás que los partidos de la coordinadora podrán incluir los restantes puntos de la plataforma que plantearon a la junta en los programas electorales que, respectivamente, vayan a defender ante sus electores.

En cualquier caso, el Consejo Supremo Electoral debería pronunciarse esta semana sobre la situación de legalidad o ilegalidad en que han quedado estos partidos al no haber inscrito a sus candidatos dentro del plazo previsto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de agosto de 1984

Más información

  • Arturo Cruz, candidato a la presidencia de la CDN, queda prácticamenete excluido de los comicios