Cartas al director
i

El palmarés de un yudoca

Me he visto sorprendido, desagradablemente por supuesto, al leer el artículo dedicado al yudo olímpico en el número de ese diario de fecha 3 de julio de 1984.En dicho artículo, a pesar de reseñar el palmarés deportivo de todos los demás componentes del equipo olímpico, no se cita un solo mérito deportivo que justifique mi asistencia a los Juegos Olímpicos como deportista y no, por supuesto, como médico (mi profesión es lo único que se cita).

Resulta cuando menos sorprendente que después de más de 10 años de pertenecer al equipo nacional de yudo, el autor del artículo y/o sus fuentes de información (para mí, desconocidas) no hayan conseguido un solo dato deportivo. Tanto más sorprendente cuando, al parecer, el periodista sí conoce que el yudo español ha conseguido dos diplomas olímpicos, dado que uno de ellos (4º puesto en los Juegos de Moscú) lo conseguí yo.

Creo que sólo este resultado, además de un 5º puesto en los Campeonatos del Mundo de París, medallas en los Campeonatos del Mundo Universitarios, Juegos del Mediterráneo y otros resultados relevantes, nacionales e internacionales, que sería prolijo enumerar, durante 10 años, configuran un currículo y más aún representan un esfuerzo inmenso (para un aficionado del deporte), que, desde luego, no merece el desprecio del olvido.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 13 de julio de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50