Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan urbanístico de Jaén lleva cuatro meses paralizado por diferencias con la Junta

La revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Jaén, el más ambicioso proyecto urbanístico de la ciudad para los próximos ocho años, lleva cuatro meses paralizada por falta de solución a las diferencias de criterios entre las administraciones municipal y autonómica. Entretanto, aún no han sido aclaradas las razones de fondo del problema.

El problema no ha avanzado desde que hace cuatro meses el Ayuntamiento de Jaén interpusiera recurso contra la resolución de la Junta de Andalucía de suspender la aprobación definitiva de la revisión del plan, que tiene un presupuesto de 5.000 millones de pesetas, en pesetas de 1982.La situación ha provocado una evidente preocupación en el alcalde, el socialista Emilio Arroyo, que no ve cómo podría cumplir los dos años de gestión sin la puesta en marcha del plan, uno de los pilares en los que fundamentó su campaña electoral de 1983.

El 10 de enero pasado, el consejero andaluz de Política Territorial, Jaime Montaner, resolvía suspender el PGOU, lo que sorprendió al Grupo Socialista del ayuntamiento. En su resolución, de cuatro folios, Montaner indicaba que el documento de revisión del plan "confirma una red arterial inadecuada por la propia memoria de la revisión", y consideraba que "no se contemplan las grandes soluciones respecto al aprovisionamiento de agua potable, saneamiento, energía eléctrica, red viaria y transporte".

El 20 de febrero, el ayuntamiento, con la oposición del Grupo Popular, interpuso recurso contra la resolución del consejero. En la misma se expresaba "la vaguedad de los criterios que se apuntan y la imprecisión de los defectos reseñados, sin especificar las rectificaciones o modificaciones de manera puntual y concreta".

Una incógnita

Así las cosas, las negociaciones toman un giro inesperado cuando el 6 de junio pasado se entrevistan en Sevilla Jaime Montaner y Emilio Arroyo, en una reunión que se prolongó durante cinco horas. A su regreso del encuentro, el alcalde se mostró optimista, pero no indicó ni un solo punto en el que se hubieran limado diferencias de criterio para la aprobación del plan.Fruto de esa entrevista fue el acuerdo de mantener una nueva reunión, esta vez de carácter técnico, celebrada el pasado día 18 en Jaén. En esta ocasión, el concejal de Urbanismo, Gonzalo Guardiola, tampoco aclaró las diferencias de fondo que mantiene la Junta de Andalucía, por lo que hoy es una incógnita si el PGOU tendrá que ser redactado de nuevo.

Redactar de nuevo el plan implicaría una nueva exposición pública, un mayor retraso para su aprobación definitiva y el consiguiente desgaste político de los socialistas en la corporación municipal.

La polémica le ha sido planteada incluso al presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), José María Cuevas, durante una reunión celebrada en Madrid con los principales dirigentes de la patronal jiennense, quienes pusieron de manifiesto cómo en los últimos meses se han perdido 3.000 puestos de trabajo en el sector de la construcción por la paralización del plan urbanístico de la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de junio de 1984

Más información

  • ANDALUCÍA