El nuevo Gobierno catalán

Con tres consellers nuevos, entre los 11 que forman parte del casi seguro Gobierno de la Generalitat, se puede decir que las novedades son de poco más del 27%. Ante la legislatura que se inicia, Pujol. ha sido más partidario de un reajuste que de un cambio de Gobierno. ( ... )Sorpresas, prácticamente ninguna. El cambio de consellería de Joan Rigol, de Treball a Cultura, estaba anunciado y sólo hay que esperar ahora que se confirme su anunciado y amplio equipo de colaboradores -ideológicamente amplio-, con el que se intentaría borrar la imagen exclusivista de la cultura promovida desde el Consell Executiu. La capacidad dialogante de Rigol, puesta a prueba en su anterior cargo de conseller de Treball, ha de tener aplicación ahora en el no menos conflictivo ámbito

Tampoco puede calificarse de sorpresa el nombramiento de Joan Hortalá, a partir del momento en que Esquerra Republicana decidió compartir la responsabilidad de gobierno con la coalición ganadora de las elecciones. La historia se escribió también con renglones torcidos y en el cambio de actitud de ERC, según la versión oficial, influyó decisivamente la presentación de la querella contra Jordi Pujol y los demás directivos de Banca Catalana.

Y no es una sorpresa el anunciado nombre de Josep Miró i Ardévol, disidente de Unió Democrática, de paso por un tiempo por Centristes de Catalunya y finalmente recalado en Convergéncia, con el que se demuestra que los cambios de partido, si se llevan a cabo en el momento oportuno, tienen premio. En el Consell Executiu, Miró i Ardévol se encontrará con algunos de sus antiguos correligionarios, abandonados tras el descalabro de UDC en los comicios de 1977. La vida presenta estas curiosas coincidencias.

, 8 de junio

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 08 de junio de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50