Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Abierta una investigación judicial sobre el accidente

Rosario de lamentaciones

Óscar Bautista, alcalde de Santa María de Guía: "Yo me enteré de lo de los niños a las 14.30 horas del domingo. Tengo idea de que algunos vecinos fueron los primeros en entrar en la tubería y cuando lo intentaron por segunda vez, no se les permitió para evitar mayores consecuencias. Desconocía que la tubería estuviera abierta".Andrés Berrio, comandante de puesto de la Guardia Civil de Guía: "Nos avisaron a la una de la tarde del domingo. Las condiciones de la tubería no permitían su acceso. Había muchos gases en su interior. Se hizo lo que se pudo y desconozco que los vecinos quisieran entrar al tubo".

Juan Daniel Quintana, concejal del servicio de bomberos del ayuntamiento de Las Palmas: "Una persona particular nos comunicó el suceso a las 12.15 horas del domingo. Enviamos un coche con 5.000 litros de agua, pero las botellas de respiración artificial sólo tenían autonomía para 20 minutos. Llegué al lugar de los hechos a las 8 de la tarde. Pudo haber descoordinación, pero eso siempre ocurre en todas las catástrofes. Estamos muy desasistidos de medios. A raíz de lo ocurrido vamos a solicitar la creación de un equipo especializado en inmersión, salvamento y socorrismo".

Sanitario de la Cruz Roja de Guía: "Los vecinos nos alertaron a las 12.00 del mediodía del domingo. No teníamos botellas de oxígeno adecuadas y el grupo de rescate de la Cruz Roja de Vecindario, que llegó después que, nosotros, no estaba preparado para extraer del tubo a los niños".

Antonio Reyes Martín, vicepresidente de la Federación Territorial Canaria de Espeleología: "Nos avisó un amigo a las 17.45 horas del domingo. Nos trasladamos inmediatamente al lugar, pero durante la tarde del domingo y la madrugada del lunes no se nos permitió, hasta las 3 de la madrugada del lunes, sacar a los niños."

José Bautista Sosa, teniente coronel retirado y jefe de los servicios de Protección Civil de la provincia de Las Palmas de Gran Canaria: "A mí no me comunicaron nada. Me enteré del caso en la madrugada del domingo al lunes, al escuchar el programa radiofónico Encarna de noche. Los alcaldes no están preparados para coordinar un salvamento de este tipo y los ayuntamientos, no disponen de medios apropiados."

Secretaría del Gobierno Civil de Las Palmas: "El ayuntamiento de Guía nos comunicó el suceso a las 17.30 horas del, domingo, cuando ya no se podía hacer nada. Existen muchos puntos peligrosos en la isla, similares a los del tubo de Montaña Alta. Hemos solicitado a los alcaldes que los clausuren, pero muchas veces ignoran nuestras sugerencias por no crearse enemistades".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de mayo de 1984