La próxima semana se realizará el simulacro de emergencia en la central nuclear de Cofrentes

La próxima semana, el miércoles día 16, se efectuará el simulacro de emergencia en la central nuclear de Cofrentes (Valencia), según han informado fuentes del Gobierno Civil. Este simulacro es requisito previo al informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear y de la Dirección General de Energía para que el Gobierno de luz verde a la entrada en funcionamiento de la central.Un día antes de la prueba se comprobará la red de transmisiones que será utilizada durante el simulacro. También se ha informado con antelación a los ayuntamientos más afectados, que han recibido vehículos y medios materiales para la acción.

El simulacro supone escasa movilización de población y afecta, en el caso del valle de Ayora, donde se encuentra la nuclear, a dos poblaciones situadas a cinco kilómetros de la central: Cofrentes y Jalance.

El buen resultado de la prueba dependerá de la coordinación entre los equipos logístico, sanitario y radiológico dispuestos para el día 16. Estos equipos y su conexión con los ayuntamientos de la zona han sido preparados en una campaña previa, que concluyó el 12 de abril.

Paralelamente al simulacro, el Grupo Parlamentario Socialista de las Cortes regionales valencianas planteó en el Pleno que ayer celebró la Cámara una proposición no de ley por la que se pide al Consejo de Seguridad Nuclear información de los controles técnicos de la construcción de la central nuclear, así como su delegación de funciones en materia de control radiológico externo de la zona.

Las relaciones entre el Consell o Gobierno valenciano y el Consejo de Seguridad Nuclear tuvieron una etapa de escasa comunicación, al quejarse públicamente el presidente de la Generalitat, Joan Lerma, de la no respuesta del consejo a las diferentes consultas realizadas por la Generalitat sobre garantías de seguridad y cesión de algunas funciones.

Transferencias

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Posteriormente, la presencia en Valencia del presidente del Consejo de Seguridad Nuclear, Francisco Pascual, descongeló estas relaciones. Francisco Pascual anunció tras una entrevista con Lerma que se traspasaría a la Generalitat, en una primera fase, la vigilancia radiológica exterior y la inspección de instalaciones radiológicas, y a medio plazo, las instalaciones radiactivas con fines médicos y los rayos X.Asimismo, Pascual aseguró que el Consejo de Seguridad Nuclear no había escamoteado la información a las autoridades valencianas, sino que no se había producido esta comunicación por falta de canales.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS