Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marcelino Oreja, favorito ante la elección del secretario general del Consejo de Europa

ENVIADO ESPECIAL Marcelino Oreja, el ex ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno centrista, someterá hoy a, votación su candidatura a la secretaría general del Consejo de Europa, en competencia con otros dos candidatos. No es muy probable que la primera vuelta, que se celebrará esta tarde, dé un ganador, pero en la segunda, de mañana por la mañana, el parlamentario vasco aparece como el favorito.

Esta tarde, la Asamblea procederá a votar en secreto por los tres candidatos en liza. Sería necesario que uno de ellos consiguiese la mayoría absoluta para cerrar el proceso. Pero esto no será fácil y si como se espera es necesaria una segunda ronda, mañana por la mañana el ganador sólo necesitará la mayoría simple. Los otros dos candidatos son el noruego Ole Algard, embajador, de tendencia política apenas coloreada, y el secretario general saliente, el socialista austríaco Franz Karaser.

Ayer se iniició un debate en la Asamblea Parlamentaria del consejo sobre la defensa de la democracia y contra el terrorismo en Europa. El informe presentado, que se aprobará posiblemente hoy, para después ser sometido al Consejo de Ministros, estudia los casos de terrorismo más destacados en Europa. Sobre España se dice que "el terrorismo español muestra con claridad cómo las reivindicaciones independentistas son inseparables de la lucha encarnizada contra la democracia". Felicita al Gobierno y al pueblo español por su lucha contra el terrorismo.

Con respecto a la proposición de Felipe González en este mismo foro, el pasado mes de enero, de que se organizara una conferencia de jefes de Gobierno para luchar contra el grave problema del terrorismo, una fuente de la comisión de cuestiones jurídicas del Consejo de Europa manifiesta: "Una conferencia sería muy útil desde el punto de vista político, pero su utilidad real en la lucha contra el terrorismo no es cierta".

La Asamblea Parlamentaria aprobó ayer la presentación de credenciales de Turquía, que tras el golpe de Estado de 1981, aun sin quedar expulsada del Consejo, no podía acceder al hemiciclo. Un informe de Amnistía Internacional hecho público precisamente ayer en París denunciaba la práctica sistemática de torturas por el régimen de Ankara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de mayo de 1984