Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPERCUSIONES DE LAS ELECCIONES CATALANAS

Tres ofertas para un solo espacio de centro

Los más de 150.000 militantes con que contaba, hace poco más de dos años, la Unión de Centro Democrático, se encuentran ahora desperdigados, desencantados y, la mayor parte de ellos, por libre. A recuperar aquella militancia, primero, y aquel voto, después, se dirigen las ofertas de centro actualmente vigentes o en formación.Algunos de aquellos centristas concurrieron a las pasadas elecciones municipales en listas independientes. Hoy son asediados por los promotores del futuro Partido Reformista, que trata de comenzar en base a una sólida implantación territorial. Por el momento, el nonnato PR cuenta con el prometido concurso de tres partidos: Coalición Galega -cuyo congreso constituyente tendrá lugar a finales de este mes, en Vigo-, Unión Mallorquina y el PDL de Garrigues. A ellos podría unirse el grupo de Ignacio Camuñas, Partido de Acción Liberal. La operación Roca cuenta también con pequeños grupos en Canarias y Almería, totalizando ya, según sus promotores, unos cuatro mil seguidores.

El Centro Democrático y Social, de Adolfo Suárez, también se benefició, inicialmente, del trasvase de algunos miembros de UCD. En la actualidad, el CDS parece. preparar un relanzamiento a base de desplazamientos de su líder, incluyendo posibles incorporaciones de integrantes de la que se llamó ala socialdemócrata de UCD. El partido de Suárez tiene hoy cinco mil afiliados.

Un número de ucedistas no cuantificado oficialmente, aunque próximo a los doce mil, aterrizó en Coalición Popular; la mayor parte de ellos se afilió a AP, si bien el democristiano PDP basaría posteriormente su plan de crecimiento en la recogida de centristas dispersos. Tanto el PDP como los reformistas tratan de captar a ex ministros centristas aún no afiliados, como Juan Antonio Ortega Díaz-Ambrona o Iñigo Cavero, aún ocupados en el proceso de liquidación de UCD. El PDP admite contar con nueve mil militantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de mayo de 1984