Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
España y el tráfico internacional de drogas

Italia y España, canales destacados para estupefacientes asiáticos hacia EE UU

La creciente progresión del uso de drogas duras en Estados Unidos -cocaína, en especial- incitó la creación de un grupo de acción especial de lucha contra el tráfico de droga. La Administración norteamericana del presidente Reagan reforzó especialmente las unidades de control basadas en Miami, vía de acceso para la droga procedente de Latinoamérica, y en Nueva York, considerada como la puerta de entrada para la droga procedente del continente asiático a través de Europa.

El Buró Federal de Investigación (FBI) confirmó que gran parte de la droga distribuida en Estados Unidos por esa trama de la Mafia procedía de países asiáticos, vía Italia y España, antes de ser distribuida, principalmente en las áreas urbanas de Nueva York, Filadelfia, Chicago y Nueva Jersey. Desde 1979, el grupo de personas arrestadas logró introducir heroína por valor de 1.600 millones de dólares, con un volumen de aproximadamente unos 150 kilos anuales a lo largo de los últimos cinco años.

"Se trata del caso más importante de tráfico de droga resuelto por el Gobierno", afirmó William French Smith en una conferencia de prensa celebrada en Nueva York. William Webster, director del FBI, concretó, por su parte, que 165 agentes de la policía federal habían trabajado, en EE UU y Europa, infiltrados en las tramas de la sicilian connection. Unos 300 teléfonos fueron intervenidos en el área de Nueva York por el FBI, que saltó sobre la pista del tráfico de heroína al detectar las transferencias de grandes sumas de dinero desde cuentas bancarias de bancos neoyorquinos hacia bancos suizos. La investigación del FBI logró penetrar también en las pequeñas pizzerias controlada por la Mafia, desde donde se distribuía la heroína.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de abril de 1984