Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
España y el tráfico internacional de drogas

El Gobierno italiano presenta un plan global para combatir el problema de la droga

El presidente del Gobierno italiano, Bettino Craxi, informó ayer al Consejo de Ministros sobre un plan global para combatir el dramático problema de la droga. Craxi empezó dando cifras escalofriantes. En el trienio 1980-1982 han sido denunciadas en Italia por delitos de drogas 30.234 personas, de las cuales el 90% ha acabado en la cárcel.En 1983, en 8.000 operaciones policiales antidrogas fueron detenidas 13.177 personas, casi todas jóvenes; de éstas, 1.118 son ciudadanos extranjeros de 70 países distintos. La mayor parte de las personas detenidas actualmente en Italia lo han sido por delitos de droga, y el 80% de los pequeños delitos cotidianos son realizados por drogadictos.

Craxi, en su plan antidroga, ha insistido mucho en la prevención, en la descentralización a las regiones de las estructuras para la ayuda a los drogadictos y en un aumento importante del presupuesto nacional sanitario para esta cuestión. Ha propuesto penas mucho más severas, incluso cadena perpetua para los traficantes de droga, mientras que ofrece la libertad provisional para los que acepten la desintoxicación. Asimismo, se podrá condenar por homicidio culpable a los vendedores de droga cortada que hayan sido causantes de muertes.

El plan incluye mayores poderes a la policía para registrar en habitaciones públicas y privadas a personas sospechosas de venta de droga. Podrá incluso detener a un sospechoso con el único permiso telefónico de un magistrado.

Este proyecto del Consejo de Ministros será discutido por los partidos políticos, muchos de los cuales han anunciado ya sus propias propuestas para acabar con uno de los cánceres mayores que hoy afligen a Italia, encrucijada del comercio internacional de droga gracias a la Mafia y a la Camorra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de abril de 1984