Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tan sólo 14 personas siguen hospitalizadas por el brote epidémico de Guinea Ecuatorial

El brote epidémico declarado el pasado 29 de marzo en Guinea Ecuatorial ha comenzado a remitir, y ya sólo son 14 las personas hospitalizadas por esta causa, sin que se haya registrado ningún afectado entre la numerosa colonia española, según declaró ayer el embajador de España en dicho país, Antonio García Abad.Después de que cerca de 90 personas aquejadas de dolencias abdominales, tos intensa y diarreas fueran ingresadas en el Hospital General de la capital de Guinea Ecuatorial, Malabo, produciéndose una decena de víctimas, el brote epidémico, gracias a las medidas sanitarias adoptadas, ha comenzado a reducir sus efectos.

El embajador español señaló que sigue con preocupación la evolución de este mal, si bien considera que no existen razones para alarmarse. Indicó que ha habido una estrecha cooperación española en materia sanitaria con el Ministerio de Sanidad de Guinea Ecuatorial para difundir instrucciones entre la población tendentes a combatir la enfermedad.

"Creo que se trata de un brote colérico, si bien desconozco él resultado de los análisis efectuados. Ha comenzado a remitir gracias, sobre todo, a los consejos seguidos por la población en materia de tratamiento del agua", dijo.

Señaló que la gente está vacunada y no existe ningún peligro respecto al normal tráfico y a las relaciones de Guinea Ecuatorial con otros países. Agradeció el interés de los medios informativos sobre este problema, dada la presencia de 600 españoles en el país, y aseguró que no es necesario por el momento ningún tipo de ayuda especial procedente de España. "La pediríamos en cuanto la necesitáramos", manifestó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de abril de 1984