Tropas extranjeras para una misión imposible

La fuerza multinacional para Líbano, disuelta oficialmente ayer, estuvo integrada por tropas de Estados Unidos, Francia, Italia y Reino Unido, que llegaron a territorio libanés en septiembre de 1982 -con excepción de las británicas, que lo hicieron en mayo de 1983- con una misión de paz que le fue imposible cumplir. En el momento de mayor concentración de tropas en Beirut y sus alrededores, la fuerza multinacional llegó a estar integrada por 6.300 hombres. Italia fue el país que mayor número de soldados aportó, con 2.400, mientras que Francia envió 2.000, EE UU 1.800 y el Reino Unido una cifra testimonial que osciló en torno a los 100 hombres. El número de muertos se ha elevado a 348, de los que 259 fueron marines norteamericanos, 88 franceses y uno italiano. Esta cifra está en relación con la implicación que los distintos contingentes han tenido en el conflicto.Llegados inicialmente para facilitar la evacuación de los palestinos de Beirut y proteger a la población civil, los contingentes norteamericano -primero en retirarse, en febrero pasado- y francés -último en abandonar Beirut- dejaron de ser neutrales cuando el conflicto libanés se recrudeció en septiembre de 1983.

El 23 de octubre de 1983 se produjo el atentado más sangriento de los perpetrados contra la fuerza multinacional. Sendos camiones bomba redujeron a cenizas los cuarteles generales francés y norteamericano, con el resultado de 241 marines y 58 paracaidistas franceses muertos.

Ambos contingentes participaron activamente en la guerra, contra las milicias antigubernamentales. Entre las acciones ofensivas más espectaculares de las tropas norteamericanas se recuerdan los bombardeos del acorazado New Jersey. Una treintena de barcos llegó a tener concentrados EE UU frente a la costa libanesa. Los aviones franceses también fueron utilizados contra las milicias opositoras. El episodio más polémico de la actuación francesa fue el bombardeo de Baalbeck, el 17 de noviembre de 1983. Pero soldados norteamericanos y franceses murieron también en misiones pacificadoras como la búsqueda de minas y la interposición en combates entre grupos rivales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 31 de marzo de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50