Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los GAL asesinan en Biarritz a un cuñado de Iturbe Abasolo 'Txomin', uno de los principales dirigentes de ETA Militar

Javier Pérez de Arenaza, de 33 años, supuesto miembro de ETA militar y cuñado de uno de los máximos dirigentes de esa organización terrorista, Domingo Iturbe Abasolo, Txomin, fue asesinado a primeras horas de la tarde de ayer en una gasolinera de Biarritz (Francia), alcanzado por varios disparos que efectuó un hombre joven desde una motocicleta. Los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) se responsabilizaron anoche de este asesinato, que es el quinto que cometen en el sur de Francia desde su aparición en el pasado mes de diciembre.

Éste es el segundo asesinato de una persona muy próxima a Txomin, considerado por la policía española como uno de los principales dirigentes etarras. La víctima anterior fue Ángel Gurmindo, guardaespaldas de Domingo Iturbe, muerto el 8 de febrero pasado en Hendaya (Francia).Javier Pérez de Arenaza con vivió con Txomin hasta la aparición de los GAL, organización que actuó por primera vez en diciembre de 1983 con el secuestro del residente vasco Segundo Marey, quien posteriormente fue puesto en libertad. Desde entonces, ambos se separaron y cambiaron su domicilio, por razones de seguridad.

El atentado contra Pérez de Arenaza se produjo hacia las 13 horas de ayer, cuando el refugia do vasco acababa de poner gasolina en su automóvil, un Citroën Dyane de color blanco, matrícula 9738-QH-64, en la estación de servicio de San Martín, de Biarritz.

Según diversas versiones recogidas en el lugar de los hechos, Javier Pérez de Arenaza, casado padre de dos hijas, acudió desde su domicilio en el barrio Chelits de Biarritz a la gasolinera que se encuentra ubicada en la carretera que se dirige a San Juan de Luz y a la frontera española. Después de llenar el depósito de su automóvil, se introdujo en el coche. Cuando se disponía a pagar el importe de la gasolina, un desconocido, montado en una motociclita Mobylette, se situó de frente, a unos dos metros del Dyane, y sacó una pistola. Realizó al menos cinco disparos contra Pérez de Arenaza, haciendo varios agujeros en el parabrisas.

Dos tiros, en la cabeza

Dos de los tiros alcanzaron al refugiado vasco en la cabeza, y cayó muerto sobre el volante del turismo. El autor del atentado aprovechó para huir la confusión que se originó en ese momento, dado que a esa hora aguardaban numerosos vehículos en la estación de servicio y en el aparcamiento de un supermercado próximo. Tras montarse en su motocicleta, huyó en dirección a San Juan de Luz.

La policía francesa, nada más tener conocimiento del suceso, puso en práctica lo que denomina plan eclax (del que no se quiso precisar ningun tipo de detalles) para intentar detener al autor de los disparos. En contra de lo ocurrido en anteriores ocasiones con atentados terroristas similares en el País Vasco francés, el despliegue de las Compañías Republicanas de Seguridad era muy ostentoso; sobre todo, en Biarritz y Bayona. Sin embargo, no se observaba ningún control de carreteras, y el paso de la frontera se efectuaba con normalidad.

Javier Pérez de Arenaza, había nacido en Arechavaleta (Guipúzcoa) aunque residía en Mondragón, donde actualmente viven su mujer y sus hijas, que acudían frecuentemente a Francia a visitarle, no era una persona muy conocida entre los círculos de refugiados vascos. La policía le relaciona con un supuesto comando de ETA Militar, pero, al parecer, no se tiene constancia de sus actividades.

Miembro de Herri Batasuna

Pérez de Arenaza, militante de la Coalición abertzale Herri Batasuna fue detenido por la policía en Vitoria en 1982, y quedó en libertad al poco tiempo, por decisión de la Audiencia Nacional, tras lo cual se refugió en Francia fijando definitivamente su residencia en Biarritz.

Precisamente en esta población del País Vasco francés los refugiados vascos convocaron anoche una manifestación de protesta por las acciones de los GAL, en la que tomaron parte varios centenares de personas. La policía francesa vigilaba en todo momento el desarrollo de la marcha.

En Biarritz, el pasado lunes, un individuo cuya identidad no ha sido determinada, y a quien se supone relacionado con los Grupos Antiterroristas de Liberación, murió al estallar una carga explosiva en el interior de su automóvil, aparcado en las proximidades de un bar al que acuden con cierta frecuencia los refugiados vascos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de marzo de 1984

Más información

  • El fallecido, Javier Pérez de Arenaza, era un presunto miembro de la organización terrorista