La policía francesa confía en poder identificar al miembro de los GAL muerto en Biarritz

Con la difusión de la fotografía que figuraba en el permiso de conducir del presunto miembro de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) muerto el pasado lunes en Biarritz, al estallar la bomba que manipulaba, la policía francesa confía en poder determinar la personalidad, movimientos y actividades de la víctima, cuya identidad no ha sido todavía esclarecida. La fotografía, defectuosa y poco nítida, muestra el rostro de un hombre joven, de unos treinta y tantos años, moreno y con un poblado bigote, que con toda probabilidad corresponde al del presunto miembro de los GAL que utilizaba documentación falsa a nombre del vecino de Madrid Rodolfo Zornoza.

El permiso de conducir del fallecido fue localizado a decenas de metros del lugar donde se produjo la explosión. Se confirma que la bomba, compuesta por varios kilos de un explosivo potentísimo, del tipo rompedor, se encontraba en el asiento trasero de un automóvil Renault 18 provisto de una falsa placa de matrícula: 8195RL64.Los responsables de la policía francesa creen que la víctima pudo haberse introducido en el vehículo para comprobar un posible fallo del dispositivo detonante del artefacto, destinado presumiblemente a los refugiados etarras que frecuentan los bares de la zona.

En medios relacionados con la policía francesa se afirma que, poco después del estallido del coche-bomba, dos individuos huyeron en un Ford Fiesta de matrícula española. Este dato enlaza con las informaciones según las cuales instantes después de la explosión dos individuos inspeccionaron el cuerpo de la víctima y comentaron entre ellos en castellano: "Es él", antes de alejarse del lugar.

Nacionalidad española

Al parecer, la policía francesa, que se muestra absolutamente hermética sobre el desarrollo de sus investigaciones acerca del hecho, advirtió a lo largo de la semana pasada la presencia en Biarritz de personas que consideró sospechosas.Después de que un supuesto portavoz de los GAL reclamara la vinculación de la víctima con esa banda terrorista, la policía francesa solicitó a distintos medios de comunicación vascos datos sobre la forma y contenido de la reivindicación. En medios relacionados con la policía francesa se afirma que ésta se inclina ahora a pensar que el presunto miembro de los GAL muerto pudiera poseer nacionalidad española, si bien se subraya que hasta el momento no existen datos suficientes que permitan asegurar nada.

Determinados sectores políticos franceses sostienen que la irrupción de las acciones de los Grupos Antiterroristas de Liberación en suelo de Francia ha puesto en entredicho la labor de Alain Toure, el supercomisario destinado al País Vasco francés a raíz de los primeros atentados mortales de Iparretarrak.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de marzo de 1984.

Lo más visto en...

Top 50