Illinois se convierte en un Estado clave para la designación del candidato demócrata tras la última victoria de Mondale

Las victorias del ex vicepresidente Walter Mondale en los caucus (voto a través de asambleas) celebrados el pasado sábado en los Estados de Michigan y Arkansas, junto a las confortables posiciones obtenidas en los de Misisipí, Kentucky y Carolina del Sur, dan mayor vigor a la campaña para la designación de candidato presidencial por el Partido Demócrata y multiplican la importancia de las elecciones primarias de mañana en el Estado clave de Illinois.

Walter Mondale ha remontado, por el momento, la cuesta abajo a la que le había sometido el senador Gary Hart en el duelo que ambos mantienen de cara a la nominación del líder demócrata que el próximo 6 de noviembre se enfrentará al actual presidente republicano, Ronald Reagan, para la elección de primer mandatario de Estados Unidos.Las previsiones daban también como seguro el triunfo de Mondale en la elección primaria celebrada ayer, domingo, en el Estado libre asociado de Puerto Rico, que participa en el proceso de elección primaria enviando 53 delegados a la convención nacional del Partido Demócrata. Sin embargo, los ciudadanos de Puerto Rico no votan en la elección presidencial, al no formar parte íntegra de la unión de Estados que integran EE UU.

Mondale y Hart luchan hoy intensamente en el Estado de Illinois, en la zona de los grandes lagos, en el Medio Oeste norteamericano, donde se elegirán 194 delegados. También mañana se celebrarán los caucus del Estado de Minnesota, donde están en juego 86 delegados.

La jornada electoral del pasado sábado demostró que Mondale cuenta efectivamente con el potencial del electorado sindical, al ganar en Michigan por un amplio margen (50%) contra Gary Hart (31%), mientras el tercer líder en liza, el reverendo Jesse Jackson, mantenía honorablemente su posición (16%). En Arkansas, Mondale obtuvo el 40% por un 30% de Hart y un 20% de Jackson.

Un candidato capaz

Jackson se reveló también como un candidato capaz de aguantar hasta la convención nacional de San Francisco al obtener resultados importantes en los caucus de los Estados del sur, algunos con más del 30% de población de raza negra, donde el líder de los derechos cívicos logró el 25% de votos en Carolina del Sur, mientras Hart alcanzaba el 12%, 3, Mondale, el 10%.El mayor porcentaje de votos en el caucus de Carolina del Sur fue para los delegados no comprometidos o independientes, en honor a la reciente retirada de la carrera del senador Ernest Holligs. El ejemplo de las preferencias electorales para delegados no comprometidos se repitió en el Estado de Misisipí, donde una vez más Jackson logró un importante segundo puesto, con el 27%, detrás de Mondale, que obtuvo el 30%.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El alto número de delegados no comprometidos -es decir, que no se unen a las listas pro Mondale, Hart o Jackson- muestra lo reñida que puede ser la convención de San Francisco si los dos favoritos, Mondale y Hart, llegan con similar número de delegados. De los 1.967 delegados necesarios para ser elegido candidato demócrata, Mondale cuenta actualmente con 443; Hart, con 298; Jackson, con 48, y quedan 210 no comprometidos.

A un mes de haber comenzado la campaña electoral norteamericana, con el proceso de elecciones primarias y caucus, Walter Mondale recupera el terreno perdido frente a Gary Hart. Los partidarios de Mondale, fuertemente apoyados por la maquinaria del partido, las sindicatos y otros grupos de intereses, parecen reaccionar contra la inesperada aparición del nuevo fenómeno político representado por Hart.

"Ha llegado la hora de que los electores reflexionen seriamente cara al futuro de este país", dijo Mondale en campaña electoral en Chicago, acusando a Hart de "incongruencias" en sus planteamientos políticos y declaraciones a la Prensa. En realidad, el caso de Gary Hart, que era un candidato desconocido en el inicio de esta campaña, empieza a ser tema de polémica entre la Prensa y el público, que se interrogan sobre el comportamiento político del senador por el Estado de Colorado y el contenido de su programa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS