Arespacochaga pide la suspensión del debate de la LODE para pactar la retirada de enmiendas del Grupo Popular

Juan de Arespacochaga, portavoz del Grupo Popular, propuso ayer en el Senado la suspensión del debate sobre el proyecto de ley orgánica del Derecho a la Educación (LODE), a fin de que se intentara llegar a un pacto para retirar las 4.100 enmiendas presentadas a la ley y discutir únicamente sobre cuatro puntos básicos que no especificó en el debate. El mana a mano entre el senador del Grupo Popular y el portavoz socialista, Juan José Laborda, finalizó con la votación pública y nominal de los cinco vetos presentados en la primera sesión del Pleno. La libertad de cátedra, el ideario, el consejo escolar y la tesis de que la oposición quiere sumar tensiones al Gobierno consumieron la primera parte del debate de ayer en la Cámara Alta. Hoy, domingo, los senadores continuarán discutiendo el proyecto de ley.

Arespacochaga, que agradeció la presencia permanente del ministro de Educación en el banco azul, afirmó que sí es posible el pacto social, y desgranó sus argumentos sobre el carácter onmipresente del consejo escolar y la necesidad de mantener el ideario del colegio. Para el senador de Coalición Popular, nadie de su grupo está en contra de la empresa pública, "pero la mejor manera de que desaparezca la privada es que la escuela pública mejore su calidad". Retiró el calificativo de espúreo que el viernes lanzó contra alguna parte del consejo escolar, pero matizó que en éste sólo deben estar padres y profesores. Arespacochaga reconoció que deben hacerse más inversiones en la enseñanza pública porque las necesita más, pero respondió a las teorías sostenidas por los socialistas sobre las democracias avanzadas con la frase de que "hai democracias populares y orgánicas, y yo me quedo simplemente con la democracia".Arespacochaga dedicó buena parte de su intervención a advertir de los peligros, según él, de que las escuelas se vayan a convertir en centros políticos. Para él existe el peligre, de los padres activistas. "España es como es", sentenció.

Juan José Laborda, del Grupo Socialista, respondió que con la ley de Centros Escolares no se admitió ni una sola enmienda de ningún grupo, ya que fue consensuada por UCD y AP. "Esta ley ha admitido enmiendas de las dos cámaras. En el trámite de ponencia han sido variados 22 preceptos; en comisión, seis o siete, y en el Pleno va a sufrir también modificaciones".

Laborda hizo un repaso a los trámites anteriores realizados, como consultas a sindicatos, padres de familia, patronal, Iglesia y grupos parlamentarios. De las 4.100 enmiendas del Grupo Popular dijo el senador socialista que le gustaría conocer las cuatro básicas, ya que en ponencia se le señaló que todas eran igualmente importantes. Preguntó Laborda por las alternativas reales del Grupo Popular.

Arespacochaga, en su turno de cinco minutos para replicar, explicó que no le importaba si sobre esta ley se ha hablado con la Conferencia Episcopal Española, "porque las grandes instituciones aceptan el mal menor", dijo. Pero añadió que le gustaría conocer los archivos secretos de la Iglesia polaca para saber las cosas sobre las que ha tenido que ceder. Arespacochaga afirmó que tanto el Grupo Socialista como el ministro conocen los puntos básicos a que se refiere su deseo de diálogo porque con ellos los ha comentado en los pasillos.

Laborda, en su nuevo turno, se mostró partidario del consenso "porque no es malo", pero señaló que no lo hubo con la LOEFE, e insistió en señalar que ha habido más acuerdos con la LODE. Sobre las alusiones anteriores replicó que "el partido y el Gobierno se ajustan a la Constitución, y cualquier comparación con una tiranía sería comparar este régimen con el de Franco".

Posteriormente, pese a la oposición de Laborda, -el presidente del Senado aceptó por bueno el hecho de que un mínimo de 50 senadores pidiera la votación nominal de los vetos, y se pasó a ese trámite, cuyo resultado final fue la derrota de los mismos.

Turno carnavalesco

Tras la discusión de las primeras enmiendas, el Grupo Popular volvió a solicitar votación nominal. El presidente de la Cámara señaló que, mediante esa fórmula, dentro del plazo reglamentario de los dos meses no sería posible debatir y votar todas las enmiendas. Los senadores del Grupo Popular respondieron que su intención, en principio, no es la de pedir votación nominal para cada enmienda.

Ante el panorama de mayores retrasos, el presidente en funciones, Arturo Lizón, optó por no detener la sesión para almorzar. Y con las horas del yantar comenzó el turno de las cuchufletas carnavalescas. El senador del Grupo Popular Agudo Calleja defendió sus enmiendas, que fueron de este porte: donde dice "debidos en la...", debe decir "basadas en la..."; donde dice "centros docentes", debe decir "centros educativos". Se produjeron las risas en el Grupo Socialista, y el presidente intervino para decir: "Ruego a sus señorías que escuchen, porque esto es muy interesante". El senador Agudo acabó diciendo: "La octava la voy a retirar porque queda más o menos de una forma u otra". Tras ello recibió los aplausos de los grupos Popular y Socialista, y Lizón celebró el hecho con esta frase: "Agradezco que los aplausos sean por unanimidad".

Los senadores proseguirán hoy la discusión del proyecto de ley.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 03 de marzo de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50