Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'antiterroristas' niegan que hayan tenido participación en el atentado

Un autodenominado portavoz de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) declinó ayer cualquier responsabilidad de esa organización terrorista en el asesinato de Jean Pierre Leiba, ciudadano francés muerto en la mañana del jueves en la estación de Hendaya. El mismo comunicante negó, asimismo, en llamada telefónica a diversos medios informativos, que las cuatro personas detenidas el jueves en Irún, acusadas de estar relacionadas con ese atentado, formen parte de los GAL."Tenemos fundadas sospechas", indicó el supuesto portavoz de esa banda terrorista, "de que esas detenciones van a ser aprovechadas por el PSOE para apuntarse dos victorias: una policial y otra política, y hacer ver que, por primera vez, se ha desarticulado a un comando de nuestra organización". El comunicante manifestó que son muchos los intereses atacados por ETA", y a continuación insinuó la posibilidad de que los detenidos pertenezcan a un grupo vinculado "a cualquiera de esos sectores que se sienten atacados".

El supuesto mentís de los GAL -supuesto en la medida en que no existe, hasta el momento, una fórmula o -contraseña que avale ante los medios informativos la autenticidad de un comunicado de este grupo- debe ser aceptado con reservas, si se tiene en cuenta la inclinación de las organizaciones terroristas a falsear sus responsabilidades en aquellos atentados que ofrecen para ellos un desenlace negativo.

Idígoras contra Guerra

Las declaraciones de Alfonso Guerra, en las que el vicepresidente del Gobierno mostraba sus dudas sobre la pertenencia a los GAL de los cuatro detenidos, fueron respondidas por el dirigente de Herri Batasuna Jon Idígoras, quien exigió en Bilbao una explicación formal por estas manifestaciones. "Parece que Alfonso Guerra conoce a los que no son de los GAL, y por la misma regla de tres", indicó Idígoras, "él podría conocer también a los que sí son de los GAL".La población de Hendaya protagonizará el próximo lunes un paro general, coincidiendo con el funeral de Jean Pierre Leiba, según acuerdo de los partidos políticos que componen el ayuntamiento de esta localidad, escenario preferido de las acciones de los GAL. El comunicado de condena del atentado, aprobado por la mayoría de la corporación, no contó con el apoyo de los tres concejales del denominado grupo abertzale, que criticaron "la generalización de la condena de la violencia".

La muerte de Didier Lafitte, primer activista de Iparretarrak (los etarras del norte), abatido por la policía francesa, constituye otro suceso que contribuye al enrarecimiento de la vida política en el País Vasco francés. La justicia de ese país ha ordenado, una investigación para determinar si la Policía francesa incurrió en un delito de "homicidio involuntario" al abrir fuego, contra el joven activista, que iba desarmado y fue alcanzado por un disparo en la espalda. Su compañero de organización Gabriel Mouesca, que en el momento del suceso mostró una pistola, se encuentra detenido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de marzo de 1984