Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La polémica sobre la permanencia de España en la OTAN

50.000 personas participan en la marcha a Torrejón contra la OTAN

Alrededor de 50.000 personas -55.000, según los organizadores- participaron ayer en la "IV marcha a Torrejón", para solicitar la salida de España de la OTAN y el desmantelamiento de las bases americanas del territorio español La marcha, organizada por la Comisión anti OTAN y secundada por partidos de izquierda y diversas organizaciones, entre los que no se encontraba el PSOE, salió a las 10.40 del barrio madrileño de Canillejas y finalizó a las 14.45 horas, tras recorrer unos 14 kilómetros, en la plaza del Ayuntamiento de Torrejón, donde se hizo un simulacro de ataque nuclear.La tranquilidad del acto sólo se vio alterada cuando un centenar de personas -en su mayoría jóvenes- intentaron acercarse al recinto de la base norteamericana fuertemente custodiada por fuerzas de la Policía Nacional. Dos jóvenes de la agrupación de la CNT de Torrejón fueron detenidos.

La cabecera de la manifestación, bajo una pancarta con el lema "El referéndum lo vamos a ganar. Fuera OTAN y bases ya", estaba formada por miembros de la Comisión anti OTAN y un representante madrileño de cada una de las organizaciones convocantes. Intervinieron también en la marcha el ex almirante portugués Antonio Rosa Coutinho, el socialista Pablo Castellano, que preside la Comisión de Justicia del Congreso, la senadora del PSOE Francisca Sauquillo y el ex comandante de la Unión Militar Democrática (UMD) Luis Otero.

La presencia policial a lo largo de la marcha fue discreta -un helicóptero de la Policía Nacional sobrevoló continuamente la manifestación- y la Policía Municipal acompañó la marcha hasta el término municipal de Madrid, para luego hacerse cargo de la misma la Guardia Civil de Tráfico, que fue saludada con gritos de "Más zonas verdes, menos verdes en la zona".

Los lemas más coreados durante el recorrido iban dirigidos contra el presidente estadounidense Reagan, sus compatriotas y la presencia norteamericana en territorio español, así como contra el Gobierno socialista, con gritos como: "Felipe, Guerra, el cambio es una mierda", "Felipe, de entrada, traidor" y "Felipe, idiota, no queremos OTAN". También me nudearon los gritos a favor de los pueblos latinoamericanos, especialmente Nicaragua y El Salvador, y en contra de los gastos milltares.

El recorrido se hizo en un am biente festivo. Los participantes se fueron incrementando a lo largo de la mañana. Varios grupos de charangas, orquestas, zancudos y jóvenes disfrazados entonaban canciones y animaban a sus compañeros.

La marcha finalizó cerca de las tres de la tarde en la plaza del Ayuntamiento de Torrejón, donde se hizo un simulacro de ataque nu clear, con ruido de sirenas y bom bas difundido a través de equipos de megafonía. Posteriormente, el ex comandante Luis Otero leyó un comunicado en el que se pidió la salida inmediata de la OTAN y la convocatoria urgente del referén dum, así como la reconversión de la industria bélica hacia una producción con objetivos de utilidad social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de febrero de 1984