Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gente

Herminio Menéndez,

piragüista asturiano y deportista español que más laureles ha cosechado en unos juegos olímpicos, dirá adiós a la pala de remar tras la competición de Los Ángeles y se dedicará al fútbol-sala. El palista de Candás, que en 1975 consiguió un campeonato del mundo en Split, se ha comprometido con el equipo ovetense del Tradehi, que se encuentra a la cabeza de la Primera División de este deporte. Será, pues, compañero de juego de otro campeón mundial -en este caso, de lucha sambo-, el ovetense Antonio Cecchini, que juega en las filas del equipo de la capital del Principado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de febrero de 1984