Millones para trabajadores

Un buen pellizco del gordo -450 millones de pesetas- ha tocado a los empleados del departamento central de ahorros de la Caixa de Catalunya, en la Via Laietana. Otros 80 millones cayeron entre los emplea dos de Editorial Bruguera, de Parets del Vallés, y otros 25 millones, entre los trabajadores de la Cooperativa de Transporte San Cristóbal de Barcelona.La fortuna cayó en la entidad bancaria gracias a que uno de sus empleados, Jordi Roca, comprara dos décimos en el local de su suegra, propietaria de la administración de Lotería n'69, para venderlos en participaciones que han alcanzado a 20 empleados. A Roca le han tocado 15 millones.

Los 80 millones en Editorial Bruguera se han repartido entre los 60 empleados que compraron boletos a Federico Boleda, a quien le correspondieron casi dos millones y medio. El talonario que vendió Boleda procedía de la comisión de fiestas de Planas de Castellote, de la que él mismo forma parte. El empleado más agraciado de Bruguera fue Jordi Escritx, al que le han tocado 10 millones.

Más información
Tres tenderos barceloneses atomizaron el 'gordo' en miles de papeletas de una y cinco pesetas

Antonio Casares, de la Cooperativa del Transporte San Cristóbal, decidió ayer mismo dejar de repartir lotes navideños, tras enterarse de que le habían tocado dos millones de pesetas por una participación en un décimo que había comprado un compañero. "Con esto no puedo dejar de trabajar, pero ahora ya no tendré excusa para no casarme", dijo a este diario.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS