La familia de un hombre que estaba en el local desconoce todavía su paradero

Familiares de Valeriano Martín Lobo, de 30 años, casado y padre de cuatro hijos, empleado del servicio de la grúa del Ayuntamiento de Madrid, que se encontraba en la madrugada del sábado en la discoteca Alcalá 20, acudieron anoche al juzgado de instrucción número 15 para denunciar su desaparición. Aunque en principio se pensó que podía tratarse de una de las víctimas, los lamiliares comprobaron luego que el unico cadáver sin identificar no correspondía al desaparecido.Cuando acudieron al juzgado para denunciar que Valeriano Martín se hallaba en paradero desconocido, no Regaron a completar el trámite de la denuncia porque allí se les informó que Valeriano Martín podría ser una de las personas fallecidas. Por ello, se les recomendó que.trasladarse al Instituto Anatómico-Forense, donde se encontraban restos calcinados.

Vicente Martín, hermano del desaparecido, manifestó que Valeriano se encontraba con un grupo de amigos en la discoteca, quienes le comentaron que intentó salir antes que ellos.

Vicente Martín explicó que sobre se presentó en el Instituto Anatómico Forense, donde quedaban por identificar dos cadáveres. En ese tiempo fue reconocido uno de ellos. Los responsables del citado centro le invitaron a comprobar si el otro correspondía a Valeriano Martín. Tras examinar el cadáver, admitió que no correspondía a la identidad del desaparecido.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción