Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El informe olímpico de Barcelona opta por una inversión moderada

El presupuesto para la organización en Barcelona de los Juegos Olímpicos del año 1992 asciende a 73.000 millones de pesetas, según los cálculos del anteproyecto de la candidatura de Barcelona que el próximo día 13 estudiará el Consejo Rector de la candidatura.El presupuesto que se propone representa una opción de austeridad al rebajar sustancialmente la cifra en relación a otras que se habían barajado anteriormente y que oscilaban entre 140.000 millones y 200.000 millones de pesetas. El anteproyecto opta por una inversión moderada y descarta el colosalismo.

El informe olímpico será presentado inmediatamente al Gobierno y al Comité Olímpico Español (COE), cuyo presidente, Romá Cuyàs, lo conoció ayer mismo de forma, oficiosa, en un intento de conseguir el espaldarazo definitivo a la candidatura.

Según ha podido saber EL PAÍS, el texto elaborado por la Oficina Olimpica prevé la construcción de la Villa Olímpica en Poble Nou, una segunda villa para árbitros en Bellaterra y la ubicación exacta de las instalaciones deportivas, en su mayoría concentradas en Montjuïc. Asimismo, se clescarta la construcción de un rtuevo aeropuerto.

El anteptoyecto, que según las previsiones del Informe Cuyàs debía estar realizado a mediados del año 1984, ha sido distribuido ya a las instituciones promotoras de la candidatura de Barcelona (ayuntamiento, Generalitat, Corporación Metropolitana de Barcelona y diputación).

En los 600 folios que comprende el anteproyecto se hace un profundo análisis de las recientes experiencias olímpicas, inversiones realizadas y fórmulas de financiación, se actualizan las diferentes propuestas elaboradas hasta el momento y se presenta un estudio detallado de las instalaciones imprescindibles para la celebración de unos Jue os Olímpicos.

La inversión necesaria para organizar la cita olímpica se calcula ahora en 73.000 millones de pesetas, de los que 14.000 corresponden a la construcción de las villas olímpicas. La filosofía que anima a los redactores del anteproyecto coincide plenamente con la expuesta en el Informe Cuyàs: austeridad y funcionalidad. Esta actitud propicia el rechazo de instalaciones colosales o profundas reformas urbanísticas.

Los organizadores calculan que la financiación de los 73.000 millones de pesetas se cubrirá en gran parte por los derechos de retransmisión televisiva. Por este concepto, se prevén unos ingresos aproximados a los 32.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de diciembre de 1983

Más información

  • El anteproyecto prevé dos villas olímpícas, en Poble Nou y Bellaterra, y desaconseja construir un nuevo aeropuerto