Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa ve viable la convivencia de venados y aviones de perra en un informe sobre 'Cabañeros'

EI Ministerio de Defensa ha editado un informe "para dar a conocer a la opinión pública las razones de este ministerio para la instalación de un polígono de tiro en la finca de Cabañeros (Ciudad Real)". El informe, de 32 páginas, está editado a todo color y mantiene la tesis de que el proyectado polígono de tiro para el Ejército del Aire ofrece un alto nivel de seguridad "tanto para la fauna como para la flora". Está previsto que centenares de estos informes, en los que se contempla como los aviones le guerra conviven pacíficamente con los venados y rebaños de ovejas, sean distribuidos entre la población próxima a Cabañeros.

a finca Cabañeros, propiedad de a inmobiliaria El Bullaque, tiene 24.144 hectáreas, y es posiblemente la mayor de España. La intención del Ejército del Aire es utilizar 16.579 hectáreas como campo de tiro. Situada al sur de los Montes de Toledo y al noroeste de la provincia de Ciudad Real, se trata, según el informe, de "una zona secularmente despoblada y solar de los mayores latifundios de la Península". También se indica que los propietarios de la finca la explotan como coto privado de caza."La riqueza cinegética no es fácil de contabilizar, pero existen ciervos y jabalíes como piezas de caza mayor y abundantes perdices y conejos", afirma el informe. No obstante, movimientos ecologistas aseguran que en la finca existen numerosas aves rapaces, cuya supervivencia corre peligro si se instala el campo de tiro.

El Ministerio de Defensa señala que entre las ventajas de elegir la finca Cabañeros como polígono de tiro figuran las siguientes: su equidistancia a las bases aéreas españolas (Torrejón, Talavera de la Reina, Albacete, Morón, Manises y Zaragoza), lo que supone un gran ahorro de combustible; su alejamiento de los, núcleos urbanos, ya que la localidad más cercana -Alcoba de los Montes- está situada a nueve kilómetros; la parte poblada por los animales quedará a varios kilómetros de Ia zona elegida para blancos, y la mínima densidad de población de la zona, con sólo tres habitantes por kilómetro cuadrado.

Por otro lado, el informe pone de manifiesto que ninguno de los actuales campos de tiro existentes en España -Caudé (Teruel) y Las Bardenas (Navarra)- tiene la extensión necesaria para que los aviones no tengan que sobrevolar a baja altura, núcleos de población, tanto antes como después de lanzar las bombas. De hecho, ni Caudé ni Las Bardenas se ajustan mínimamente a las normas sobre campos de tiro aprobadas por las fuerzas aéreas de Estados Unidos y ahora adoptadas por el Ejército del Aire español. De acuerdo con estas normas de seguridad, los campos deben tener aproximadamente 18 kilómetros de largo y nueve de ancho, es decir, unas 16.000 hectáreas. Sin embargo, Caudé, por ejemplo, sólo tiene 893 hectáreas, y el pueblo más cercano está sólo a tres kilómetros.

Igualmente, el Ministerio de Defensa pone de relieve que, desde 1952, año en que comenzó a utilizarse el principal polígono de tiro -el de las Bardenas-, ninguno de los accidentes registrados ha afectado a la población civil. Precisa el informe que, desde 1970 a 1980, los aviones americanos han realizado 59.640 ejercicios en ese campo, y los españoles 179.000. En total, se han lanzado 400.000 bombas inertes (sin carga de guerra) y se han producido 70 accidentes, sin que ninguno de ellos haya originado daños personales o incendios. En el polígono de Caudé, por otro lado, no se ha producido ningún accidente en los 30 años que lleva funcionando.

Según fuentes del Ejército del Aire, los mandos de éste no han exigido que Cabañeros se convierta necesariamente en un campo de tiro y, de hecho, han indicado que se encuentrana la espera de que la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha proponga otra zona que se considere más apropiada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de noviembre de 1983

Más información

  • No hay peligro ni para la fauna ni para la flora, según el Ejército del Aire