Cataluña y Valencia recobran la normalidad tras las lluvias

La autopista y vías férreas han vuelto a agravar las inundaciones de Valencia

El conseller de la Presidencia de la Generalitat valenciana, Rafael Blasco, afirmó ayer durante una conferencia de prensa que la falta de infraestructura adecuada fue la causa, en muchos casos, de los estancamientos de agua procedentes de las fuertes lluvias registradas el pasado fin de semana en la provincia de Valencia. Puso de relieve que se cuenta con "una herencia urbanística caótica" que los ayuntamientos democráticos van intentando subsanar.Tras la visita efectuada el lunes por el presidente de la Generalitat valenciana, Joan Lerma, y otras autoridades a las zonas afectadas, ayer se procedía a una evaluación de daños. Blasco afirmó que se espera a que esté hecha para comenzar a aplicar medidas tales como la petición de declaración de zona catastrófica.

Más información
El aeropuerto de Barcelona funciona sin radar desde el lunes debido a las inundaciones

Añadió que la autopista del Mediterráneo y algunos tramos de carretera y vía férrea actuaron como "diques de contención de las aguas" y favorecieron las inundaciones. Tanto él como el vicepresídente del Consell y conseller de Gobernación, Felipe Guardiola, este último en declaraciones a este periódico, recordaron que hace un año, recién ocurrida la riada de octubre de 1982, el Ejecutivo valenciano se dirigió a la Administración central para pedir que subsanase estas deficiencias, que en el caso de la autopista pasaba por una variación del trazado.

Por su parte, Blasco dijo que actualmente se cuenta con una infraestructura de protección civil "tercermundista", mientras que Guardiola, sin eludir la falta de medios y la ausencia de competencias legales de la Administración autonómica, señaló que los servicios de protección civil han actuado "ejemplarmente" en esta ocasión.

Blasco y Guardiola indicaron, no obstante, que expertos. del Ejército llegaron a estar preparados para volar algunos tramos del trazado viario, pero a última hora no lo hicieron por estimar que las aguas liberadas podrían producir nuevas inundaciones en otros puntos. El vicepresidente del Consell se reunirá hoy con los alcaldes de las localidades afectadas y posteriormente ofrecerá a los medios informativos nuevos datos sobre la situación de éstos.

Ayer se había restablecido el tránsito por la carretera nacional 332, Valencia-Almería, y permanecían cortadas tres carreteras comarcales, así como las vías férreas Valencia-Madrid por Albacete y Valencia-Gandía. Sin servicio telefónico permanecía Almusafes. Esta población, junto con Alginet y Benifayó, carecían de agua potable, y sin fluido eléctrico se encóntraban El Palmar y El Perellonet. Por lo demás, los ríos Júcar, Magro y Verde, que no llegaron a desbordarse, registraban ayer un caudal normal, que estaba descendiendo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS