Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Femández Vergara,

concejal de Juventud del Ayuntamiento de Premiá de Mar (Barcelona), ha sido destituido fulminantemente por el alcalde, Josep Maria Molina, militante como el anterior del partido socialista. El concejal había publicado un polémico artículo en el último boletín municipal bajo el título de ¡Viva Premià, mierda!, que ha sido la causa directa de su destitución. El artículo intentaba hacer un análisis sociológico de Premiá de Mar, pero con frases como: "En Premià se mezcla toda, clase de juventud, auténticos, legales, colegas, gilipollas, pijos, chorizos, quinquis, yonkis, putas y chaperos", o calificativos del estilo de "señores que no llegan ni a proyecto de marinero", para referirse a los socios del puerto deportivo, o afirmaciones como la de que "Premià es un pueblo laico, pero la Iglesia sigue influyendo, sobre todo en las mujeres", que han, causado indignación en las fuerzas vivas de la población y en la oposición de derechas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de noviembre de 1983