Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

Cambio en las relaciones Estados Unidos-Israel

( ... ) Después de haberse comprometido a proteger á Israel durante dos generaciones, Estados Unidos están tratando ahora de arrastrar a éste país en la protección activa de los intereses norteamericanos.Así, el secretario de Estado, Shultz, se queja de que los israelíes han perdido los nervios. Fuentes autorizadas estadounidenses insinúan la posibilidad de que haya otra guerra sirio-israelí para desenredar la situación de Líbano, justo cuando los israelíes están empezando a hablar de encontrar un modus vivendi con Siria. Hay un montón de ironías en todo ello. El año pasado, Washington presionaba para que Israel se retirara de Líbano y trataba de promover una negociación de Israel con jordanos y palestiños bajo la iniciativa de Reagan. Ahora, Estados Unidos quiere que Israel dirija el jaque mate a Hafez el Assad.

( ... ) No está nada claro lo que Estados Unidos quiere que haga Israel. Sin duda, esto es a causa del nuevo capítulo en las numerosas disputas entre el Pentágono y el Departamento de Estado. El secretario de Defensa, Weinberger, parece que está jugando a la paloma de la paz, y presiona para distanciarse de las acciones israelíes a fin de no ofender a los árabes con una excesiva evidencia de colisión. Esta fue la principal razón por la que se rechazó el ofrecimiento israelí de asistencia médica tras la catástrofe de los marines. Israel se ofendió porque consideró que su ofrecimiento era humanitario y no político. El secretario de Estado, Shultz, está jugando al halcón y presiona por una mayor coordinación en el esfuerzo por hacer del débil presidente libanés, Amin Gemayel, un poderoso luchador norteamericano, contra una Siria respaldada por la URSS.(...)

4 de noviembre

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de noviembre de 1983