Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barrionuevo recibe en Madrid a un alto mando policial francés

El ministro del Interior, José Barrionuevo, se entrevisto ayer en su despacho con el comisario Lerroux, responsable de los servicios de información de la policía francesa. Lerroux transmitió a Barrionuevo su preocupación por la presencia en territorio francés de agentes españoles en misiones informativas, con lo que parecen no estar de acuerdo los cuerpos de seguridad del país vecino.Fuentes del Ministerio del Interior confirmaron este encuentro y se mostraron contrariadas por su publicidad, ya que se había tratado de mantenerlo en secreto. Las mismas fuentes dijeron que no se ha producido ningún tipo de diferencias y que las conversaciones se desarrollaron en el mismo clima de cordialidad que la entrevista sostenida días pasados por José Barrionuevo y el embajador francés, Pierre Guidoni.

La presencia de Lerroux en España es, al parecer, fruto de las conversaciones entre Barrionuevo y Guidoni. Se trata del primer contacto personal a alto nivel que mantiene el Ministerio del Interior español con la policía francesa. Precisamente días pasados estaba previsto en, Cannes un encuentro entre los directores generales de las policías española y francesa. La entrevista no se llevó a cabo porque el representante francés no pudo desplazarse a Cannes, dada la alarma general producida en el Gobierno del país vecino por el reciente atentado de Beirut.

En medios policiales del sur de Francia han causado preocupación las intenciones del Gobierno español de seguir enviando agentes en misiones informativas, situación que creen que les puede generar problemas. Parece ser que el juez Pascal Faut -que ha instruido las diligencias contra los cuatro policías españoles recluidos en la prisión de Pau tras un incidente con un presunto etarra- ha recriminado a los policías franceses que interrogaron a los agentes detenidos la redacción del atestado policial. En él no se daba cuenta de la misión que tenían, que fue revelada posteriormente por las autoridades españolas.

El atestado se refería a un accidente de tráfico entre los policías españoles y el miembro de ETApm Jose María Larretxea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de octubre de 1983