Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La filial española de Westinhouse anuncia suspensión de pagos

La filial española de la multinacional de origen norteamericano Westinghouse, SA, anunció ayer sorpresivamente la presentación de suspensión de pagos al mismo tiempo que se conocía la dimisión irrevocable de su presidente, Santiago Foncillas, que ayer ya no asistió al consejo de administración en que se tomó la decisión. Las causas oficiales del anuncio son las de "proteger sus activos mientras la dirección determina cuál es el mejor curso a tomar para restaurar la solidez financiera de la empresa".

Fuentes financieras informaron anoche que el pasivo declarado por la citada empresa, en la presentación ante el juzgado de la suspensión de pagos, gira en torno a los 8.000 millones de pesetas, cifra considerada por algunos medios como muy pequeña para que una sociedad como la filial de la multinacional norteamericana recurra a una medida tan drástica como la suspensión de pagos.En distintos medios empresariales se interpretaba ayer el anuncio de la suspensión de pagos como una medida cautelar ante los restrictivos planes industriales del Gobierno, que afectan a sus dos principales actividades: el suministro de bienes de equipo a centrales nucleares y térmicas y equipos eléctricos de tracción (maquinaria para Renfe). El ministro de Industria y Energía, Carlos Solchaga, declaró a este periódico a través de un portavoz que "no hay reacción oficial, pero tampoco sorpresa, ya que conocía la dimisión de Foncillas a través de una carta personal de éste". La carta también fue enviada al ministro de Economía y Hacienda, Miguel Boyer.

Fuentes cercanas al ex presidente de la sociedad declararon ayer a este periódico que "tanto Foncillas como el abogado de la empresa, José Mario Armero, son contrarios y ajenos a la suspensión de pagos". La decisión habría sido tomada por los accionistas norteamericanos, que controlan los dos tercios del capital (según la revista Fomento de la Producción), tras una reunión muy violenta del consejo de administración. "La suspensión de pagos es la peor de las soluciones", según estas fuentes. La dirección del expediente de la suspensión de pagos la lleva profesionalmente el despacho de abogados que preside Antonio Garrigues Walker.

Pasa a la página 43

Las razones oficiales

Santiago Foncillas, presidente de Westinghouse España, anunció ayer su dimisión a los ministros de Economía e Industria

La nota hecha pública por la empresa no especifica ni el juzgado donde se ha presesentado la solicitud de suspensión de pagos ni las cifras sobre el activo y pasivo de la sociedad. Fuentes cercanas al sector han señalado que tras el anuncio de suspensión de pagos se perseguiría una reestructuración de plantilla que afectaría al 30% de los trabajadores.La multinacional Westinghouse tiene dos filiales en España, WESA que es la que ha presentado suspensión de pagos Y Westinghouse Nuclear, empresa de ingeniería técnica que hace los proyectos de las centrales nucleares.

La paralización del programa nuclear afectaría a ambas. En medios cercanos a los trabajadores de Westinghouse Nuclear se mantenía, a principios de esta semana, que se podría producir el cierre de la misma en España, como consecuencia de la decisión de parar el programa nuclear, ya que les imposibilitaría continuar su actividad de cara al exterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de octubre de 1983

Más información