Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El general Jaruzelski se encuentra firme ante el pleno del POUP que hoy comienza

El liderazgo del general Wojciech Jaruzelski no corre peligro ante la celebración del 13º pleno del Comité Central del Partido Obrero Unificado Polaco (POUP, comunista), que se inicia hoy en Varsovia, tras haber sufrido varios aplazamientos a causa de las discusiones internas dentro del partido. El esperado y aplazado pleno ideológico del Comité Central del POUP no parece que traiga cambios importantes ni tampoco supondrá un ajuste de cuentas entre las diferentes tendencias dentro del partido. Después de los aplazamientos y las reelaboraciones del informe del miembro del Politburó Hieronim Kubiak sobre las causas de las sucesivas crisis del POUP en Polonia y el proceso de los últimos años, la consigna parece ser "apretar las filas" y "barrer debajo de la alfombra".La concesión del Premio Nobel a Walesa favorecerá este proceso de cerrar las líneas frente a la agresión exterior. Dogmáticos, conservadores y pragmáticos, según la clasificación que hace Jan Morawski en la revista clandestina Krytyka, están condenados a convivir y tolerarse. La aceptación social del partido es prácticamente pula. La desconfianza respecto al aparato de poder, la apatía de la población y el cerco exterior, capitaneado por Estados Unidos, impiden que dentro del POUP exploten las diferentes tendencias.

Como ya es habitual en estos casos, circulan en la capital polaca rumores y desinformaciones intencionadas, lanzadas por personas interesadas en favorecer la marcha de los acontecimientos en una u otra dirección. Desde hace días, se habla de un escrito mecanografiado que circula por las esferas del aparato del poder y firmado por las iniciales S.K., que se atribuyen a Stanislaw Kociolek, embajador de Polonia en la URSS y considerado como una de las cabezas visibles del ala dogmática.

Más interés, por tener una entidad real y haberaparecido en el semanario Tu i Teraz (Aquí y ahora), es el texto del coronel Stanislaw Kwiatkowski, director del Instituto de Opinión Pública del Gobierno y considerado como hombre de Jaruzelski. En el artículo Los peligros y las oportunidades, que parece tuvo dificultades para ser publicado, se critica tanto el tecnocratismo burocrático, que no tiene nada que ver con el socialismo, como el dogmatismo sectario y ajeno a la realidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de octubre de 1983