Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oficina municipal del consumidor comenzará a funcionar el próximo sábado

El próximo sábado comenzará a funcionar la oficina municipal de información al consumidor en la que se facilitará a los madrileños detalles sobre los productos alimentarios, se atenderán las denuncias que se presenten y se ejercerá un control de los alimentos mediante una inspección continua.El nuevo servicio estará situado en la calle Sacramento y funcionará gratuitamente desde las 9 a las 15 horas, aunque la intención de los responsables de la Delegación de Abastos y Mercados es ampliar su horario a las tardes.

Paralelamente se tiene previsto ampliar la plantilla de inspectores de consumo con unas 30 personas. El servicio tiene un presupuesto de 12 millones de pesetas para el primer año de funcionamiento, cantidad que, a juicio de los responsables municipales, tendrá que ser ampliada en el futuro pues está previsto que entre los cometidos de esta oficina esté el realizar campañas de información, cursillos y publicaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de octubre de 1983