Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATALUÑA

Sellarés no responderá a la acusación policial sobre la quema de banderas en la Diada

El director general de Seguridad Ciudadana de la Generalitat de Cataluña, Miquel Sellarés, afirmó ayer que no efectuará ninguna declaración mientras permanezca abierta la investigación iniciada por el fiscal sobre su supuesta responsabilidad en la actitud pasiva que observaron los mossos d'esquadra ante la quema de una bandera durante la pasada Diada del 11 de septiembre, realizada a escasos metros de una guardia de honor formada por aspirantes de este cuerpo. Un informe policial que obra en poder del fiscal que investiga el caso atribuye a Sellarés, personalmente, el haber ordenado que no se interviniera en supuestos como el que ocurrió, así como el haber desautorizado a un capitán de los mossos d'esquadra que había impartido órdenes de signo contrario.Miquel Sellarés fue nombrado ayer, por el Consell Executiu de la Generalitat, representante de ésta en la Junta de Seguridad de Cataluña, en sustitución de Juan Córdoba, catedrático de Derecho Penal, que ha dimitido "por motivos profesionales". La decisión de incluir a Sellarés en la Junta de Seguridad es consecuencia del cargo que ejerce, por lo que no tiene que ver, al menos de forma directa, con la apertura de investigaciones sobre la quema de banderas, aunque objetivamente supone un reforzamiento de su posición tras aquellos hechos. En medios de la Generalitat se interpreta que el asunto de la quema de banderas ha sido utilizado por quienes están interesados en desprestigiar a la policía autonómica.

La filtración de este informe oficial de la policía causó malestar tanto en medios policiales como del Departamento de Gobernación de la Generalitat. El ministerio fiscal ordenó ayer la presentación ante el juzgado de guardia de Barcelona de una querella contra EL PAIS por un presunto delito de violación de secreto sumarial.

Sellarés reiteró varias veces a este diario que "cuando un tema está siendo objeto de investigación por parte del fiscal, es secreto, y nosotros respetamos totalmente este secreto. No pienso efectuar ninguna declaración hasta que el fiscal termine su informe; cuando lo haya finalizado y sea público, veremos si corresponde decir algo al respecto. Y si corresponde, lo haremos con la claridad y contundencia que haga falta".

El director general de Seguridad Ciudadana añadió de todas formas que "por lo visto, aquí la policía investiga a la policía".

Medio millón de fianza

El Juzgado de Instrucción número 2 de Barcelona decretó ayer la fianza de medio millón de pesetas para dos de los jóvenes que fueron detenidos e ingresaron en prisión acusados de quemar una bandera española el pasado 11 de septiembre, jornada en la que resultaron quemadas seis enseñas. Se trata de Joan Ridaura Hereu y Antoni Expósito Camacho. Inicialmente se les decretó la libertad bajo fianza de 100.000 pesetas. Posteriormente, fue revocada esta libertad, por lo que ingresaron en prisión, y ahora el juez ha decretado de nuevo su libertad bajo fianza, incrementando la cuantía de la misma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de octubre de 1983