Más de 1.000 alegaciones al Plan General de Ordenación Urbana

El período de información pública del Plan General de Ordenación Urbana, durante el cual vecinos y entidades ciudadanas tuvieron la oportunidad de presentar alegaciones a las propuestas contenidas en el proyecto inicialmente aprobado por el Ayuntamiento de Madrid, finalizó ayer a las dos de la tarde. Hasta ese momento, se habían recibido en la oficina Municipal del Plan más de 1.000 escritos de alegación. Esta cifra de incrementarse de forma considerable en los próximos días, porque el envío de las alegaciones podía efectuarse por correo.

El período de información pública se inició el pasado 25 de marzo, con la apertura en el centro cultural del cuartel de Conde Duque de una sala de consulta del expediente completo del Plan, junto a la que se instaló una exposición divulgativa, que quedó clausurada el último día de julio. El plazo, que debía terminar en esa misma fecha, fue ampliado en dos meses por el ayuntamiento, a petición de entidades ciudadanas y profesionales, que estimaron insuficiente el tiempo disponible para que los vecinos conocieran un asunto de tanta trascendencia para el futuro de la ciudad.A lo largo de estos cuatro meses se atendieron más de 5.000 consultas de particulares y 10.000 madrileños visitaron la exposición, según informó Ignacio Solana, gerente de la Oficina del Plan.

Colegio de Arquitectos y Cámara de Comercio

Entre las alegaciones presentadas por entidades y corporaciones ciudadanas destacan las del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), que ha expresado su deseo de colaborar con el ayuntamiento en el mejor ordenamiento urbanístico de la ciudad y asegura que ha propuesto sus objeciones únicamente desde el punto de vista técnico, sin intereses políticos o económicos. El COAM considera un error técnico elaborar para la capital un plan que ignora la relación de interdependencia entre el término municipal de Madrid y el área metropolitana.Entiende también el COAM que el proyecto de ordenación no ofrece las garantías legales, ni las vías técnicas necesarias para que los ciudadanos puedan conocer la normativa que directamente les afecta. Por ello, según Jaime Tarruel, presidente de la comisión de cultura del colegio, éste advierte que se corre un riesgo grave de especulación y corrupción, a las que puede dar lugar la estructura legal y de gestión del Plan proyectado.

Por su parte, la Cámara de Comercio e Industria de Madrid ha presentado un extenso escrito de alegaciones en el que se asegura que la financiación del Plan supondrá una elevación importante de la fiscalidad, tanto en lo que se refiere a los impuestos locales como a los estatales.

La Cámara denuncia el texto del proyecto del ayuntamiento como inconstitucional, por estimar que reduce, de forma prácticamente confiscatoria, una parte sustancial de los derechos de propiedad privada. La Cámara objeta también que el Plan recortará gravemente el abanico de ofertas de la iniciativa inmobiliaria privada, lo que puede paralizar su actividad.

Por su parte, el Colegio Oficial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos declaró ayer que el Plan "tiene un notable técnicamente, pero tan sólo un aprobadillo en cuanto a su viabilidad y a su gestión". Emiliano Sanz, portavoz de la comisión del Colegio dedicada al seguimiento del Plan, manifestó, no obstante, que se han efectuado críticas, como por ejemplo la referida a la pérdida de reserva de suelo para la construcción de nuevas vías urbanas. Otra crítica del Colegio, añadió Sanz, es la dificultad de su gestión futura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 30 de septiembre de 1983.

Se adhiere a los criterios de