Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estalla una bomba cerca de la caseta de la Guardia Civil del puerto de Laredo

Una bomba compuesta por un cartucho de un kilo de nagolita hizo explosión a últimas horas de la noche del pasado martes en el edificio de la Junta de Obras del Puerto de la localidad cántabra de Castro Urdiales, en el que se halla ubicada una pequeña oficina de los servicios fiscales de la Guardia Civil. La explosión, de mediana potencia, alcanzó al pescador Gregorio Olabarrieta Fernández, de 30 años de edad, quien resultó con contusiones leves.

El paquete explosivo, que estalló a las 23.35 horas, había sido colocado en un puerta lateral, justo en el extremo contrario de donde están las dependencias del servicio fiscal de la Guardia Civil, encargadas de la vigilancia del puerto y del control de contrabando, y que sólo son utilizadas por el día. La explosión derribó la puerta a la que había sido adosada, ocasionando diversos destrozos en el edificio y otros locales cercanos, estimados todos ellos por el Ayuntamiento castreño en 1,5 millones de pesetas, pero sin que dañara gravemente la vivienda situada en el piso superior del inmueble y que ocupa el guardamuelles del puerto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de septiembre de 1983