Reunión en Madrid de representantes del Partido Reformista

El Partido Reformista Democrático (PRD), que anima el secretario general de Convergencia Democrática de Cataluña, Miquel Roca, dio ayer un nuevo paso adelante, en lo que el propio Roca calificó de avance irreversible", con la reunión en Madrid de representantes de 25 provincias. Sin embargo, la cumbre del PRD no acabó de definir un ideario y un programa para el partido, ni tampoco la cuestión clave de si deben o no disolverse las formaciones políticas ahora interesadas en la operación para integrarse en un solo partido.Esta es precisamente la principal divergencia existente entre los dos cabezas de la operación, Miquel Roca y Antonio Garrigues, líder del Partido Demócrata Liberal (PDL). Mientras Roca insiste en la necesidad de ir al partido único, Garrigues, aun declarandose favorable al proyecto, se niega a desintegrar su PDL. Tampoco Roca parece dispuesto a integrar a Convergencia en el PRD, sino que Convergencia se covertiría en la rama catalana de la operación reformista. Roca negó ayer que esta operación sea una "maniobra electoralista" para beneficiar a Convergencía ante las próximas elecciones autonómicas en Cataluña. "Hablar de que eso es una operación electoral es imposible", se limitó a argumentar Roca.

Entre los representantes de las 25 provinia que ayer acudieron a la cumbre del PRD se encuentran varios ex miembros de UCD, como Luis Marín vicepresidente del Parlamento andaluz. Los restantes nombres de la lista ofrecida por Roca a los medios informativos resultaban prácticamente desconocidos, aun cuando varios de ellos procedan de pequeños partidos regionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de julio de 1983.

Lo más visto en...

Top 50