Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Contestación a 'La crisis de la CNT'

Publicaron Uds. una "Tribuna Libre" de Andrés Bilbao, profesor de Sociología de la universidad Complutense de Madrid, con el título de La crisis de la CNT. Remitimos la presente contestación por si creen que merece ser publicada. La tesis del señor Bilbao es que los planteamientos de la CNT no sirven actualmente porque la huelga general ha dejado de ser un instrumento eficaz en la lucha contra el capitalismo; porque junto a las secciones sindicales han aparecido los comités de empresa; porque la CNT ha carecido, tras el franquismo, de iniciativa política, y porque único lugar donde se encuentra la clase obrera. En suma, opina que la CNT (las dos tendencias actualmente existentes en la CNT) no tienen sitio en el panorama sindical ante los cambios experimentados por la sociedad capitalista.El señor Bilbao tiene, por supuesto, perfecto derecho a mantener estas opiniones, como nosotros lo tenemos de opinar que está equivocado. En primer lugar, los planteamientos de la CNT no pasan por considerar a la huelga general como algo mágico que acabará rápidamente con el sistema capitalista. Para nosotros, la huelga (que en algún caso puede ser necesario convocarla con carácter general), es un instrumento más en la lucha contra el sistema. El capitalismo no va a quedar eliminado por una huelga general, pero puede ir siendo socavado, poco a poco, por la progresiva toma de conciencia de la clase obrera.

Junto a las secciones sindicales han aparecido los comités de empresa, que suponen un obstáculo a cualquier lucha anticapitalista con

Pasa a la página 10

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

La crisis de la CNT

Viene de la página 9objetivos revolucionarios. Desde que aparecieron, la CNT ha estado contra ellos. Y pensamos que es posible que al final sean suprimidos. Este planteamiento no es utópico. Un sindicato tan poco revolucionario actualmente, apéndice del Gobierno socialista, la UGT, mantiene igualmente posiciones contrarias a los comités de empresa y favorables a las secciones sindicales. Es decir, que los comités de empresa, denunciados desde siempre por la CNT como órganos verticalistas y que dividen a los trabajadores, no son intocables y pueden ser liquidados.

El señor Bilbao opina que una de las causas de la supuesta crisis de CNT es su falta de iniciativa política. Agradecemos el reconocimiento de que nos ceñimos a lo sindical, porque creemos que los sindicatos que adoptan posiciones políticas acaban enfangándose en compromisos y cambalacheos que nada tienen que ver con los intereses reales de los trabajadores. Sobre lo de que la CNT ya no tiene sitio porque la empresa, ha dejado de ser el lugar de los trabajadores, efectivamente la fábrica no es el único centro de convivencia y acción de la clase obrera, y por eso la CNT cuenta con unas estructuras puramente sindicales, como las organizaciones de tipo territorial (es decir, las federaciones locales o comarcales), las cuales no son sólo un organismo de coordinación de las estructuras de ramo, sindicales, sino también la forma de aglutinar esfuerzos por localidades y por barrios.

En resumen, creemos que la CNT, con sus dificultades y problemas, puede ser actualmente la única alternativa sindical y social a unas centrales sindicales enfangadas en luchas políticas y ligadas a partidos políticos./ , del secretariado de prensa de CNT. .

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS