Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrestados el teniente general De Santiago y el capitan Dusmet

El teniente general en la reserva Fernando de Santiago y Díaz de Mendívil, de 72 años, ha sido sancionado por el mando militar con siete días de arresto domiciliario por la publicación, el pasado miércoles, de un artículo en el diario ultraderechista El Alcázar, a través del cual solicitaba la liberación de los ex militares procesados por el fallido golpe de Estado del 23-F. También ha sido arrestado, aunque con caracter preventivo, el capitán de Infantería Francisco Javier Dusmet García-Figueras, de 37 años, autor de una carta publicada ayer en el mismo periódico en la que calificaba de "vergonzosa" la situación de los reclusos.La primera de las sanciones fue comunicada ayer de forma oficial al teniente general De Santiago por parte del jefe del Estado Mayor del Ejército, teniente general Ramón de Ascanio, de quien depende orgánicamente. El capitán Dusmet, por su parte, fue trasladado a unas dependencias militares de la guarnición de Madrid en situación de arresto preventivo, en espera de lo que ordene el mando militar. Éstas medidas han sido adoptadas por las autoridades del Ministerio de Defensa en relación con una nueva campaña de intoxicación de la extrema derecha en favor de los condenados por 23-F, actualmente repartidos por varias misiones militares.

Pasa a la página 17

El general De Santiago, sancionado por publicar una proclama ultraderechista en 'El Alcázar'

Viene de la primera página

Desde el pasado miércoles el diario ultraderechista El Alcázar viene publicando, con grandes alardes tipográficos, una serie de informaciones y comentarios sobre los condenados y su actual situación carcelaria, que, a su juicio, considera lamentable. La primera manifestación en este sentido fue el artículo del teniente: general De Santiago el pasado miércoles en las páginas del citado periódico, reproducido parcialmente ayer por EL PAIS en su sección Revista de la Prensa.

En su proclama ultraderechista, titulada Las Fuerzas Armadas, discriminadas, el teniente general arrrestado escribía, en términos catastrofistas, y dirigiéndose a "todos los españoles", que el Gobierno hace "pactos oscuros y secretos", en. directa alusión a las excarcelaciones y medidas para la reintegración social de miembros de ETApm, y que España seguía estando en una "situación límite". También indicaba que se veía precisado a pedir al pueblo español y al Gobierno que "se habiliten las medidas que sean necesarias y las presenten al Rey, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, para que sean liberados los condenados del 23-F".

Ayer El Alcázar volvió a referirse a este mismo tema en su primera página, que completaba prácticamente con una información sobre la reclusión de Jaime Milans del Bosch, al que denominaba "heroico general", y un artículo de José Ignacio San Martín, éste último, en consonancia con lo dicho el día anterior por De Santiago sobre las excarcelaciones de mimbros de ETApm. y la situación de los condenados por el 23-F. Estos artículos se completaban con una carta del capitán Francisco Javier Dusmet, también condenado por el 23-F, aunque ya en libertad, en la que afirmaba que se estaba cometiendo una canallada con los reclusos, haciendo especial hincapié en los casos de dos de los condenados a quienes había visitado recientemente. "Acabo de llegar de Cartagena", escribía Dusmet, "donde he visitado al coronel Manchado y al capitán Abad. Vengo dolido y apenado por las vergonzosas condiciones en que se encuentran".

Las informaciones y documentos en defensa de los golpistas publicados en el citado periódico han sido interpretados en medios militares y políticos como "una campaña para reavivar la actividad de los grupos ultraderechistas en torno a los golpistas, en un momento en que éstos estaban pasando prácticamente inadvertidos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de junio de 1983

Más información