Los diarios estatales pasaran a manos privadas antes de un año

El ministro de Cultura, Javier Solana, en respuesta a una interpelación del portavoz de la Minoría Catalana, Miquel Roca, manifestó ayer en el Pleno del Congreso que a partir de hoy dará instrucciones para que no se distribuyan editoriales a los periódicos de la cadena de Medios de Comunicación Social del Estado (MCSE), y que el Gobierno continuará en su tarea de sanear económicamente y profesionalizar estos periódicos, que saldrán del patrimonio del Estado antes del 23 de abril de 1984.

"Aunque solo duren un mes y ahorren una sola peseta, intentaremos ahorrarla y que estos periódicos vendan más", señaló el ministro. Roca presentó a los MCSE como una herencia del régimen totalitario, y basó su acusación en el envío de editoriales por parte de la dirección técnica, que todos los periódicos de la cadena interpretan que son de obligado cumplimiento, ya que los publican. Pidió que cese el envío de editoriales y que se constituya una comisión parlamentaria para vigilar la administración de estos medios, análoga a la de RTVE.El ministro de Cultura explicó la anómala situación jurídica y económica en que el Gobierno socialista recibió esta cadena, e informó que se ha incorporado al convenio colectivo un estatuto de la redacción de los más avanzados de Europa. Justificó el envío de editoriales en la escasez de las plantillas, que obliga a los propios periódicos a pedir a la dirección técnica colaboraciones y artículos editoriales que, en todo caso, solo publican quienes desean. Ante la insistencia del interpelante, anunció que hoy dará órdenes para que no se remitan más editoriales. En cuanto a la comisión de seguimiento, recordó que la Constitución exige una ley previa, por lo que prácticamente no dará tiempo. Recordó a Roca que su compañero de grupo Josep López de Lerma firma una crónica política en el diario Gerona.

Entre aplausos socialistas, Solana señaló que los MCSE no fueron inventados por este Gobierno, que está intentando solucionar lo que otros "que se sientan aquí, no fueron capaces". Ironizó al señalar que si es cierto que se envió un artículo sobre "el abuelo Marx", con motivo de su centenario, también se envió otro sobre "el tío Ortega y Gasset" con igual motivo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS