Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huelga de pilotos y marinos afectará gravemente al tráfico de viajeros y mercancías

El transporte aéreo y marítimo quedará colapsado a partir del día 21 de mayo, como consecuencia de la huelga que pilotos y marinos llevarán a cabo los próximos días 21, 22, 23, 28, 29, 30 y 31 de mayo y del 6 al 12 de junio. En caso de que los médicos no lleguen a acuerdos inmediatos con la Administración, convocarían nuevos paros que coincidirían con los de los otros dos colectivos. La Federación de Cuadros de la Administración (Fedeca), aunque, en principio, no secundará la huelga, ha mostrado su apoyo a estas acciones.

La principal reivindicación de las organizaciones de elite es su participación en la negociación colectiva. UGT difundió ayer un comunicado en el que calificaba de provocación a los trabajadores la citada huelga.Las comunicaciones, por mar y aire, con Ceuta, Melilla, Canarias, Tánger y Baleares, sufrirán graves irregularidades con motivo de la huelga conjunta que marinos y pilotos han solicitado a partir del próximo día 21 de junio. Es la primera vez que se produce una convocatoria conjunta de dos colectivos que tienen en sus manos el tráfico de viajeros y mercancías por aire y mar. Además de los tráficos citados también se verán afectados los que Iberia mantiene con diversos puntos del extranjero.

En anteriores conflictos los pilotos plantearon huelgas de celo, con denominaciones como Operación Charlie-7 o Alfa, y que, en esencia, consistía en la aplicación estricta del reglamento. Su puesta en práctica provocó fuertes irregularidades en los servicios. La convocatoria actual se presenta libre de cualquier sinónimo que enmascare la realidad de las acciones, y, además, con la colaboración de los marinos, que controlan otra de las vías de transporte, con lo que las consecuencias sobre los usuarios se verán agravadas.

Si las conversaciones con la Administración no dieran resultados inmediatos, los médicos irían también a la huelga que, según aseguraron ayer portavoces de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos, coincidirá con la segunda fase de la anunciada por marinos y pilotos.

El 'supersindicato' de cuadros

Las reivindicaciones de los tres colectivos, al que hay que sumar el de altos funcionarios encuadrados en Fedeca, es el mismo: su participación -con los sindicatos de clase o por separado- en la negociación colectiva. La estrategia de pilotos, marinos, altos funcionarios y médicos se concretará a finales de año con el congreso constituyente de un sindicato profesional de cuadros que intenta aglutinar a todos estos colectivos que, en su opinión, no se encuentran representados en las centrales de clase.

El contencioso que los pilotos mantienen con Iberia surge a raíz del denominado pacto de solidaridad, suscrito por la compañía con UGT en el que se acordaron incrementos lineales para todos los colectivos que componen la plantilla de la compañía Iberia. Los pilotos se negaron a aceptar el pacto, ofreciendo a cambio un incremento igual a la media de los demás trabajadores que sería cedido a Iberia para que incrementase la plantilla de pilotos en 90 personas y financiara la apertura de la línea de Extremo Oriente. El montante correspondiente al aumento que correspondería a los pilotos, se evalúa en unos 650 o 700 millones de pesetas, sin considerar el ahorro que se produciría con la incorporación de nuevo personal y la consecuente disminución de las horas adicionales u horas extras. Iberia rechazó esta propuesta.

Los pilotos de Aviaco, en asamblea celebrada ayer decidieron no ratificar el acuerdo de convenio con su empresa, en tanto no se diera igual trato a sus compañeros de Iberia, a la vez que mostraron su intención de ofrecerles la máxima colaboración en la defensa de su situación profesional.

Los marinos mercantes, por su parte, reivindican su reconocimiento como interlocutores válidos en las negociaciones. Y mientras no se produzca este reconocimiento han decidido solicitar huelga legal coincidiendo con la anunciada por los pilotos. Los preavisos de huelga ya están presentados en Trasmediterránea -única compañía de tráfico de pasajeros-, Elcano y la Compañía Naviera Marusia.

En una conferencia de prensa celebrada ayer, representantes de los cuatro colectivos explicaron la necesidad de defender sus intereses por encima de los sindicatos de clase. En este sentido, pusieron especial énfasis en que en esta ocasión no se trata de reivindicaciones económicas, sino de defensa profesional. Los datos aportados ayer sobre salarios médios de cada colectivo son los siguientes: los pilotos de Iberia, unos 5 millones de pesetas brutas al año, los capitanes de marina mercante en, torno a a los 2,5 millones anuales, y 70.000 pesetas mensuales los oficiales; los altos funcionarios oscilan entre las 120.000 y las 205.000 mensuales, y los médicos entre 70.000 y 80.000 pesetas al mes.

La responsabilidad de la huelga fue achacada a la propia Administración, "que se ha negado a algo tan elemental como el diálogo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de mayo de 1983

Más información

  • El día 21 comienzan los paros, que son apoyados por altos funcionarios y médicos