Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SONDEO PREELECTORAL DE SOFEMASA PARA LAS ELECCIONES DEL 8 DE MAYOExtremadura

Aparece con fuerza Extremadura Unida

El PSOE consolidará y aumentará, según los datos del sondeo, la hegemonía política en la región extremeña que alcanzó en las elecciones legislativas de 1982, ya que sus votantes pueden rondar la mayoría holgada de los ciudadanos de la región, tanto en la Asamblea autónoma como en las elecciones municipales, para el conjunto de Extremadura. Otro, dato a destacar es la aparición con gran fuerza de un nuevo grupo regional, Extremadura Unida, creado antes de las pasadas elecciones legislativas y que no obtuvo en ellas resultados importantes.La hegemonía socialista es más holgada en el caso de Badajoz, donde los socialistas pueden obtener la mayoría absoluta, seguidos muy de lejos de la coalición AP-PDP-UL, que no llegaría ni a la mitad de los votos del PSOE. En Cáceres, aunque la relación entre las dos grandes fuerzas es aproximadamente igual, ambas obtienen menos votación.

Es precisamente en esta provincia donde el partido Extremadura Unida puede lograr un resultado relativamente espectacular, porque con un 18% de los votos para el Parlamento regional se colocaría en la segunda fuerza de la provincia, tras el PSOE. En Badajoz quedaría sólo en un cuarto lugar, después de ceder el segundo puesto a la coalición conservadora encabezada por Manuel Fraga y aun el tercero al partido comunista.

De todas formas, en total, Extremadura Unida puede colocarse, con seis o siete escaños en la asamblea regional, en la posición de partido árbitro entre los dos grandes, aunque el PSOE no tiene difícil alcanzar la mayoría absoluta del Parlamento. AP-PDP-UL, según las previsiones del sondeo, sería en todo caso una fuerza menor, sin posibilidad de aspirar al gobierno de la región.

La fuerza de Extremadura Unida en Cáceres puede explicarse, entre otros motivos, por la polémica surgida a raíz del reparto de escaños a elegir entre las dos provincias extremeñas, en el que, en función de la mayor población, se adjudicaron a Badajoz 35 puestos, mayoría absoluta de los 65 de toda la región.

El descontento de la provincia de Cáceres obtuvo eco especialmente en el partido Extremadura Unida, que de este modo puede ver recompensados ahora sus esfuerzos.

Pero el previsiblemente brillante resultado de este partido en las elecciones al Parlamento autónomo no se correspondería con sus resultados en lo que se refiere a los ayuntamientos, donde, según los datos del sondeo, la batalla estará entre las dos grandes formaciones estatales. Con todo, obtendría un 7%, resultado que le colocaría como tercera fuerza, incluso por delante del PCE.

Cabe destacar, finalmente, el alto porcentaje de indecisos que se observa, especialmente en Badajoz, para las elecciones a la Asamblea autónoma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 1983