Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un muerto y seis heridos en una reyerta en la Modelo de Barcelona

Una persona muerta y otras seis heridas, tres de ellas muy graves, es el balance de una violenta revuelta ocurrida en la tarde de ayer en la cárcel Modelo de Barcelona. Un grupo de presos de la cuarta galería, armados con navajas y punzones, atacó a otros reclusos de la segunda galería, sin que por el momento se conozcan las causas, aunque podría tratarse de un ajuste de cuentas.Las primeras noticias de los incidentes las comunicó la agencia Efe sobre las cinco de la tarde, señalándose entonces que el recluso que había recibido heridas de mayor consideración había sido Diego Beltrán Muñoz, de 32 años, quien falleció antes de ser evacuado. Poco antes, 40 presos de la cuarta galería, armados con sables y cuchillos confeccionados por ellos mismos, penetraron en la segunda galería después de arrebatar las llaves a los funcionarios. La acción pilló por sorpresa al personal del centro y a los reclusos de dicha galería, que fueron atacados con feroz violencia por el grupo, en lo que parece un sangriento ajuste de cuentas.

La fuerza pública hizo acto de presencia en el patio y en el exterior del centro, sin que recibiera inicialmente órdenes de intervenir. El propio jefe superior, Agustín Linares, se personó en las dependencias carcelarias. Los heridos fueron trasladados con toda urgencia al hospital Clínico, donde uno de ellos ingresó cadáver, tres se encontraban en estado muy grave y otros dos presentaban heridas menos graves.

A las seis de la tarde, un funcionario calificaba telefónicamente la situación de la cárcel de "anárquica" y pocos minutos después entraban en la cárcel las fuerzas de orden público.

Pasadas las ocho de la tarde, fuentes del Gobierno Civil manifestaron que la situación estaba controlada. Hasta cuarenta furgonetas de la Policía Nacional seguían vigilando el exterior del edificio, mientras la reserva intervenía para apaciguar los encendidos ánimos del interior de la Modelo. A las 21.30 horas varios agentes salieron de la cárcel llevando en sus manos numerosos punzones, intervenidos a los presos al término de la reyerta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 1983