Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Coria TV era un servicio desinteresado al pueblo", declaran sus promotores en el juzgado

ENVIADO ESPECIAL, Los dos promotores de la emisora Coria TV, Mario Marín, el técnico electrónico, y Pedro José Yertes, presentador de la cadena local prestaron ayer declaración ante el juez del distrito, Antonio Sánchez Ujena, y le expresaron que Coria TV no era un negocio sino un simple servicio desinteresado al bueblo y que "no sabíamos si esto era legal o no". La investigación oficial del juzgado deldistrito iniciada tras la orden cursada por el Gobierno Civil de Cáceres, podría archivarse en las próximas horas sin sanción alguna para los responsables de la cadena, según ha podido saber este periódico.La emisión prevista para la noche de ayer, no se realizó cumpliendo de esta manera la orden gubernativa de clausura, "aunque", decía Mario Marín, "esperaremos con ilusión que pueda restablecerse esta cadena local próximamente. Acatamos pacíficamente la orden del Gobierno Civil pero confiamos en que el procedimiento. que se ha iniciado para restablecer las emisiones, surta efecto".

El miniestudio de cuatro por tres metros, situado en la trastienda del comercio de electromésticos desde donde, se grababan y emitían los programas, se encontraba ayer vacío y sin la acostumbrada actividad de un viernes día fijado para la emisión. Los responsables de Coria TV recibieron ayer multitud de cartas y telegramas de solidaridad, procedentes de toda España y los vecinos del pueblo editaron unas pegatinas de ayuda a la cadena local de televisión, que fueron pegando en las solapas de cualquier transeúnte.

"No queremos inmiscuirnos en la política del Gobierno socialista sobre la televisión privada", decía Mario Marín, "y solo pretendemos que se legalicen las televisiones locales, sin publicidad, sin negocio y como ayuda desinteresada y servicio a las poblaciones como Coria". Mario Marín estaba disgustado por la calificación de pirata con que se ha denominado a esta cadena de televisión. «Nosotros no hemos ocultado nada y la prueba es que se ha visto en todos los medios de comunicación de España, dijo. El Ayuntamiento de Coria se mantiene al margen del problema y en el pleno ordinario celebrado ayer tarde, la clausura de Coria TV no figuraba en ningún punto del orden del día. Por su parte, el juez del distrito, Antonio Sánchez, manifestó que no podía expresarse sobre el caso porque el asunto está pendiente de resolución. "La investigación oficial", dijo, "ha comenzado con la declaración de los dos máximos responsables de la cadena de televisión y es posible que concluya en las próximas horas".

Según pudo saber este periódico, es casi seguro que los promotores de Coria TV-wan absueltos de cual posible responsabilidad penal o administrativa o en todo caso podrían ser sancionados con alguna multa por la posible comisión de una infracción administrativa. El asunto ni siquiera ha llegado a la competencia del juzgado de instrucción de Coria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de marzo de 1983