Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Importante reestructuración de la Xunta para dar entrada a ex miembros de UCD en el Gobierno autónomo gallego

Santiago de Compostela

Tres de las más importantes Consejerías del Gobierno gallego -Educación, Sanidad y Economía, con rango de vicepresidencia esta última han sido cedidas por Alianza Popular a miembros del grupo de doce ex parlamentarios centristas que la pasada semana garantizaron, por un acuerdo que incluía el reparto de "responsabilidades de Gobierno", una mayoría estable a la Xunta en la Cámara legislativa autónoma. Carlos Mella, vicepresidente y consejero de Economía; Javier Suárez-Vence, su homólogo en Sanidad, y Víctor Vázquez Portomeñe, responsable de Educación, tomarán posesión de sus cargos en un acto protocolario previsto para mañana, al que seguirá una primera reunión oficial de la nueva Xunta.La remodelación del Gobierno autónomo, menos amplia de lo que se estimaba en un principio, incluye también el nombramiento de José Luis Barreiro, actual secretario general de AP de Galicia y consejero de la Presidencia, como vicepresidente político; y el de su correligionario Juan Luis Pía para cubrir la vacante dejada hace algunos meses por José González Dopeso en la Consejería de Justicia e Interior. El hasta ahora consejero de Economía y Finanzas, Carlos Otero Díaz, verá limitado su ámbito de competencias a cuestiones de Hacienda, como consecuencia de la entrada en el gobierno del nuevo vicepresidente y responsable de asuntos económicos, Carlos Mella. Las restantes consejerías no resultan afectadas por el acuerdo.

Carlos Mella, abogado, economista y ex director general de política financiera en uno de los Gobiernos de UCD, es el principal beneficiario de unas contrapartidas, inesperadas en su alcance, que sitúan en poder de antiguos militantes centristas áreas de gobierno tan significativas como la economía, la educación y la sanidad. Profesor de Economía en la Universidad Complutense y representante de España en distintas comisiones de organismos internacionales, Mella no había desempeñado hasta el momento ningún cargo de importancia en su anterior partido, UCD, ni en el ámbito institucional de la Comunidad autónoma. Pese a todo, los centristas no han conseguido su propósito de que Mella asumiese, además de la vicepresidencia económica, la jefatura de la delegación gallega en la comisión mixta de transferencias, que seguirá correspondiendo al consejero de ordenación del territorio, Angel Marío Carreño.

El nombramiento de Víctor Vázquez Portomeño, diputado lucense de confesada ideología socialdemócrata, para el cargo de consejero de Educación, ha sorprendido mucho más que el del ex secretario general de UCD en Galicia, Javier Suárez-Vence, como responsable de la cartera de Sanidad. Vázquez Portomeñe, único parlamentario de la provincia de Lugo que se sumó al pacto con AP, sustituye a Francisco Cacharro Pardo en el control de los casi 20.000 funcionarios que han sido transferidos a la Xunta junto con todas las competencias en materia de enseñanza no universitaria.

Suárez-Vence, uno de los más activos gestores del acuerdo alcanzado la pasada semana, primero como máximo responsable de UCD en Galicia y, tras la disolución del partido, como representante del nuevo "grupo de diputados independientes", releva en Sanidad al aliancista José María Hernández Cochón, que había puesto su cargo a disposición del presidente de la Xurita hace algunos meses, alegando motivos profesionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de marzo de 1983