Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suben las licencias de caza y de pesca

Las licencias de caza y de pesca que extiende el Icona han experimentado una subida de precios. Dentro de las diversas clases existentes, la más generalizada de caza pasa de 1.995 pesetas a 2.475, y la de pesca, de 600 a 750. Mientras, el Icona sigue manteniendo como obligatoria la aportación voluntaria que, con destino a la Mutualidad de Funcionarios, sella los impresos de solicitud de licencias. Anualmente se extienden al año dos millones de licencias.La licencia de caza más generalizada es la nacional (con recargo para la caza en ojeo), la mayor y la de acuáticas; ésta es la que ha pasado a costar de 1.995 pesetas a 2.475; sin recargo pasó de 1.330 a 1.650. La que tiene ámbito regional cuesta ahora 1.245, con recargo (antes, 1.005), y sin él, 830 (antes, 670); los menores de dieciocho años pagan la mitad, mientras que los extranjeros pasarán a pagar 9.900 pesetas por una licencia temporal con recargo, válida por dos meses.

La caza con otros procedimientos que no sean armas de fuego viene a representar ahora la mitad del coste de las licencias anteriores. Y la caza de perdiz con reclamo, con hurón y de cetrería contempla además un recargo de 1.330 pesetas.

En pesca, las distintas licencias han experimentado las siguientes variaciones: para extranjeros, de 670 pesetas a 830; nacional, de 400 a 500; regional, de 270 a 330; quincenal, de 160 a 200; y femenina, de 110 a 130. Los recargos en trucha y salmón también han experimentado subidas en torno al 25%, situándose el recargo de trucha para la licencia nacional en 250 pesetas, y para el salmón, el doble.

Los precios de los permisos para pescar en los cotos también han experimentado su consiguiente subida -1.650 pesetas para los cotos de primera categoría-, así como los de las matrículas para embarcación.

Además de estas subidas, se mantienen antiguas fórmulas de recaudación en la expedición de licencias. Así, junto a los gastos de expedición, todavía figura en los impresos de solicitud el sello de veinticinco pesetas para la licencia de caza y de quince para la de pesca que, en concepto de aportación voluntaria -apenas se puede leer-, tiene como destino la mutualidad de funcionarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 1983