Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lech Walesa no pudo volver a los astilleros

Un obstáculo administrativo impidió ayer al simple ciudadano Lech Walesa reincorporarse a su trabajo de electricista en los astilleros Lenin, de Gdansk. El pase que posee Walesa no es válido porque los carnés de acceso fueron cambiados a raíz de la militarización del astillero, el pasado 12 de octubre.

El dirigente obrero se dirigió a la oficina de empleo cercana a la puerta principal del astillero, pero fuera del recinto de éste, mientras su chófer fue al edificio del gobernador de la voivodia (provincia), encargado de liquidar los bienes del sindicato Solidaridad.

Después del incidente, Walesa dirigió una declaración a la administración de los astilleros en la que expresó su desconcierto ante la imposibilidad de reanudar su trabajo. "Luchando por mis derechos", escribió el dirigente sindical, "lucho por los derechos del mundo trabajador".

Walesa volverá a acudir a las siete de la mañana del lunes a la puerta de los astilleros. Ese mismo día, este centro de trabajo quedará desmilitarizado.

Según fuentes solventes, representantes de la voivodia quieren regularizar la situación financiera del disuelto sindicato independiente, para lo que necesitan a Walesa -que ya fue citado por una inspección de Hacienda- antes de autorizar al sindicalista que reanude su actividad laboral.

Por su parte, Walesa confesó que desea "volver al sitio de donde llegó. Volver a la raíz de Solidaridad -los astilleros Lenin-, con la convicción de que mi sitio está hoy entre quienes me otorgaron su confianza. Quiero seguir luchando por medios pacíficos", añadió, "para realizar la voluntad universal de los trabajadores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 1983

Más información

  • Oficialmente no tiene renovado su carné de acceso