Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un matrimonio y dos de sus hijos fallecen por asfixia en Tarragona

Cuatro miembros de una familia, un matrimonio y sus dos hijos, han muerto, posiblemente debido a asfixia, mientras se hallaban durmiendo, en una pequeña casa donde pasaban el fin de semana. El trágico suceso fue descubierto por un amigo de la familia, que acudió a la casa a requerimiento de otra hija del matrimonio, ya casada y residente en Barcelona, que solicitó su ayuda por teléfono, extrañada ante el retraso en el regreso de su familia.

El padre de familia, Antonio Bleda, de 46 años, natural de Hellín, Albacete, residía habitualmente en dicha casita, situada en la zona residencial Costa Cunit, ya que se encontraba en paro y realizaba todo tipo de trabajos eventuales en la zona. Los fines de semana, su esposa y los dos hijos más pequeños del matrimonio, que vivían en Barcelona, acudían a Cunit. Si bien se está pendiente de la realización de la autopsia, la causa más posible del fallecimiento puede haber sido la asfixia, consumido el aire de la pequeña casa por una estufa de butano.

La residencia constaba de tan sólo cocina-comedor y una sala-habitación. Los cuerpos de la madre e hijos fueron encontrados en la casa, con pijama, mientras que el cuerpo del padre fue encontrado junto a la puerta de acceso a la vivienda, con un fuerte golpe en la cabeza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 1983