Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las medidas de tráfico aplicadas en Navidad no se harán extensivas al resto del año

La medida municipal de cerrar las calles Alcalá en su confluencia con Gran Vía, y Mayor en su confluencia con Bailén, con el objeto de evitar la congestión de la Puerta del Sol no se continuará aplicando a lo largo de este año al haber sido levantada por parte del gabinete de gobierno del Ayuntamiento de Madrid. Esta decisión se produce después de que las distintas asociaciones de comerciantes de la zona protestaran enérgicamente ante el anuncio hecho por el concejal responsable de Seguridad y Policía Municipal, Enrique Moral, de que, a la vista del éxito obtenido, propondría su mantenimiento todos los lunes, viernes y sábados.En la reunión mantenida ayer, los responsables de Seguridad y Policía Municipal y Circulación y Transportes informaron que la medida había sido un éxito. A pesar de ello y debido a que se había aplicado coyunturalmente, los asistentes a la reunión acordaron levantarla al haber desaparecido el motivo de su aplicación.

Según informó Francisco Herrera, concejal de Circulación y Transporte, el resultado de la medida ha sido positivo ya que se ha logrado reducir la congestión en el centro de Madrid. Esta mejora se ha notado principalmente en el interior de la zona limitada y en las calles que accedían a la zona tales como la ronda de Valencia y calles Segovia, Toledo y Atocha en donde se ha logrado una mejora en la velocidad de circulación.

Frente a estos datos positivos se notó un descenso de velocidad en el paseo del Prado y la Gran Vía, en la calle Alcalá, entre Cibeles y Gran Vía, y en distintas calles del barrio de Salamanca. Asimismo se vieron afectados los ejes de Arturo Soria y el paseo de la Castellana en su salida hacia el norte.

El éxito alcanzado hizo que el Ayuntamiento acordara prolongarla cinco días sobre el periodo previsto con el fin de comprobar sus efectos en días no navideños. Enrique Moral anunció entonces que propondría su mantenimiento todos los lunes, viernes y sábados, anuncio que fue respondido duramente por los comerciantes de la zona que ya habían expresado su rechazo a las medidas de tráfico por el descenso de venta que conllevaban. El pasado lunes distintos representantes de asociaciones de comerciantes de la zona se reunieron para tratar el tema en la Cámara de Comercio tras lo cual se entrevistaron con el alcalde, Enrique Tierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de enero de 1983