Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juicio contra todo un pueblo turco, acusado de actos terroristas

El juicio contra 759 miembros de la rama Fatsa del grupo izquierdista turco Dev Yol (Camino Revolucionario) se inició ayer en Amasya, al norte de Turquía. De ellos, 261 se enfrentan a una posible pena de muerte. Los acusados son habitantes de la pequeña ciudad veraniega de Fatsa, a orillas del Mar Negro, y están acusados de intentar establecer en el pueblo un régimen izquierdista independiente.

Los acusados han de responder de 90 muertes, 36 ataques armados, 22 robos a mano armada, de numerosos actos de vandalismo y de centenares de manifestaciones ilegales antes del golpe de Estado del 12 de septiembre de 1980.

El principal acusado es el p'ropío alcalde de Fatsa, Fikri Sonmez, detenido en el verano de 1980, bajo la acusación de poner a disposición de Dev Yol todos los recursos del municipio. Asimismo, está acusado de crear un comité de resistencia, un tribunal del pueblo para juzgar a personas de distinta ideología, de levantar barricadas en las calles de Fatsa y de convocar seminarios sobre "La ideología de la vía revolucionaria".

El grupo Fatsa de Dev Yol ha sido calificado en numerosas ocasiones por el presidente turco, general Kenan Evren, como el peor ejemplo del terrorismo y la anarquía existentes en Turquía antes del golpe militar.

Por otra parte, ayer se conoció la detención en Instanbul de un hermano del ministro de Finanzas turco, el economista y periodista Asalan Baser Kafaoglu, por sus relaciones con el diario Demokrat, del que había sido director general. El periódico, órgano de Dev Yol, fue clausurado definitivamente por el régimen militar tras el golpe de septiembre de 1980.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de enero de 1983