Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los diecisiete clubes mundialistas se repartirán 1.300 millones

El fútbol español recibirá 2.824 millones de pesetas como beneficio del Mundial 82, según la liquidación provisional realizada por la Federación. Esta cantidad se ha obtenido de la suma de cuatro partidas diferentes, por importe de 1.300 (para los clubes), 1.315, 117 y 92 millones de pesetas, respectivamente. La tercera partida, es decir, los 117 millones, que corresponden a la participación deportiva del equipo español, se repartirán al 50% entre los clubes que cedieron jugadores y los veintidós futbolistas. Estos últimos, por tanto, percibirán como prima del Mundial algo más de dos millones y medio de pesetas, al margen de los ingresos publicitarios, otros cinco millones aproximadamente.

1.299.893.451 pesetas es la primera partida de ingresos que se repartirán entre los clubes que fueron sede del Mundial. Esta cantidad se ha obtenido del 15% del alquiler de estadios sobre la recaudación bruta del importe de la venta de localidades (unos 300 millones), un 5% para gastos de organización, sobre recaudación neta del importe de venta de localidades (unos 85 millones), y un 25% que corresponde a la Federación española (unos 914 millones). Dado que la venta de entradas se produjo a un cambio promedio de 50 pesetas el franco suizo, mientras que las entregas de la FIFA a la Federación se han efectuado a un cambio de 62 pesetas, se ha producido una liquidación provisional del 60% de dicho importe a 62 pesetas el franco suizo, y el 40% restante a 50 pesetas.Esta partida se repartirá, según Pablo Porta, en base a la venta de entradas, a los ingresos por televisión y a la publicidad estática en los estadios. Estos dos últimos conceptos estarán en función del aforo. La Federación entregará el dinero a los clubes de fútbol, y aquellos cuyos estadios sean propiedad de los ayuntamientos "deberán entenderse con ellos posteriormente", dijo Porta.

La segunda partida corresponde a los ingresos de la comercialización del Mundial, cuyo contrato se firmó con Rofa Sport, que a su vez cedió luego los derechos de explotación a West Nally. Por este concepto se ha obtenido 1.315.044.328 pesetas. De esta cantidad se conoce que unos quinientos millones se dedicarán a construir dieciocho campos de fútbol pata jugadores aficionados en cada región española, por importe de unos 25 millones de pesetas cada uno de ellos. Estos campos recibirán el nombre de la región en la que se encuentren seguido de Mundial 82, es decir, que el estadio que se construya en Castilla llevará como nombre "Castilla Mundial 82". Quedarán, pues, algo más de 800 millones de pesetas para repartir entre el resto del fútbol español de esta partida, una vez construidos los campos. A esta cantidad hay que sumar las 92.459.736 pesetas correspondientes a los intereses bancarios producidos a favor de la Federación por las diversas cuentas establecidas. Aún no se ha concretado cuál será la fórmula de reparto de este dinero que se tratará en la próxima reunión de presidentes la semana que viene.

Estos 92 millones de intereses bancarios corresponden a la suma de unos 66 por parte del Banco de Santander, otros doce también del citado banco correspondientes a intereses de una cuenta establecida en dólares, y el resto, es decir, unos catorce, al Banco Exterior de España.

La última partida es de 117.513.988 pesetas, y es la correspondientes a la participación de la Federación Española como ingreso bruto del 65% adjudicado a las seleccione participantes en el Mundial. La mitad de esta cantidad, es decir, unos 59 millones, se repartirá entre los clubes que cedieron jugadores a la selección, según la aportación de cada uno. Cabe recordar que la Real Sociedad intervino con seis, el Madrid con cinco, el Barcelona con cuatro, el Spórting tres, el Valencia dos y Betis y Athlétic uno. Los veintidós jugadores que intervinieron se repartirán, pues, los otros 59 millones, por lo que corresponderán a algo más de 2.700.000 pesetas. A esta cantidad hay que descontar las 375.000 pesetas que ya percibieron como fijo por los cinco partidos, aunque, por contra, se sumará a sus cuentas corrientes los 93 millones de pesetas que se repartieron en conceptos publicitarios relativos a los 25 millones del Corte Inglés, 19 de la firma KAS, diez de la mascota, y 39 de Adidas. Todo ello también sin contar las primas ofrecidas por la Federación en los partidos amistosos previos al Mundial, en el que participaron obviamente más de los 22 jugadores que intervinieron en el Mundial. Estas primas alcanzan un total de 63 millones de pesetas.

La Federación protestará ante la UEFA por la celebración del partido Malta-Holanda, correspondiente al grupo de la Eurocopa en el que participa España, en la frontera germano-holandesa. Malta tenía dos partidos de sanción en sus campos de juego, pero la Federación considera que dicho partido no se jugó en el marco adecuado puesto que, además, fue organizado por la propia Federación Holandesa. La Federación intentará que se repita dicho encuentro en terreno neutral. El partido acabó con un 0-6 a favor de Holanda.

Cabe señalar, por último, que el ministro de la Presidencia, Javier Moscoso, en cooperación con la Federación Española, va a buscar la fórmula para que pueda compaginar su cargo de ministro con el de presidente de la Federación Navarro-Riojana de fútbol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de diciembre de 1982

Más información

  • Los jugadores recibirán una prima de dos millones y medio