Masiva jornada de lucha en Argentina.

La gran participación popular en la manifestación celebrada el jueves en Buenos Aires, que había sido convocada por los principales partidos políticos, ha vuelto a poner contra las cuerdas a la Junta Militar, diez días después de que el país quedara paralizado por una huelga general, la mayor desde el golpe de Estado de 1976. Unas 100.000 personas acudieron a la céntrica plaza de Mayo para exigir la rápida convocatoria de elecciones, prometidas por los militares para finales del año próximo. Los violentos incidentes que estallaron al término de la manifestación provocaron la muerte a tiros de un joven. En la fotografía, varios jóvenes asisten a una manifestante que se desmayó por los efectos de los gases lacrimógenos lanzados por la policía.Página 5

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS