Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Giulio Andreotti, acusado por la viuda de Calvi de ser el jefe de la logia P-2

Clara Calvi, viuda del ex presidente del Banco Ambrosiano, ha vuelto a revolver un avispero en el mundo político italiano con una nueva serie de revelaciones explosivas. La viuda de Calvi ha lanzado acusaciones muy graves a personajes muy concretos. Ha contado que su marido le había dicho que el verdadero jefe de la logia masónica P-2 no era Licio Gelli, sino Giulio Andreotti, el ex presidente del Gobierno democristiano y uno de los estadistas italianos de mayor prestigio internacional.Y esta vez no se ha tratado de declaraciones periodísticas. Ha hablado oficialmente, ante la comisión del Parlamento que investiga sobre la P-2. Es decir, ante una delegación de los cuarenta diputados y senadores que forman la comisión, presidida por la democristiana Tina Anselmi, que días pasados se trasladó a Washington para interrogarla a ella y a su hijo Giovanni, tras las sucesivas declaraciones hechas al diario La Stampa, de Milán, los meses pasados.

Pero la viuda de Calvi no se ha referido sólo a Andreotti. Ha hablado también del secretario socialista Bettino Craxi, a quien ella misma, afirma, había ido a pedirle que el partido devolviera al Ambrosiano los 3.000 millones de pesetas que le debía. Desde entonces, afirma Clara Calvi, la señora Craxi me mandaba flores a casa.

A la pregunta de la presidenta Anselmi, "¿a quién se refería usted cuando dijo que fueron los curas los responsables de la muerte de su marido?", Clara Calvi respondió tajante: "A monseñor Paul Marcinkus".

Y por lo que se refiere a Andreotti, afirma que entre el político democristiano y su marido existía una relación muy estrecha y que Andreotti se enfadó muchísimo cuando conoció el proyecto para que el Opus del pudiera comprar las acciones del Instituto de Obras de la Religión (IOR), el llamado Banco Vaticano, en el Banco Ambroslano. Y añade que fue entonces cuando su marido empezó a recibir amenazas de muerte.

Y ante el hacha de la viuda de hierro han caído varios personajes más.

No se ha salvado ni Giovanni Spadolini, ex jefe del Gobierno, quien, según la viuda Calvi, recibió de su marido como regalo de Navidad el año pasado veinticinco millones de pesetas. Lógicamente, todos estos personajes políticos han desmentido ya todo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de diciembre de 1982